Todos hemos estado, alguna vez en nuestras vidas, en una - aunque fuera por error. Allí hemos descubierto autores, ideas, teorías, enteras ramas del conocimiento, historias fantásticas, y auténticos bodrios impresos en papel. Entre las estanterías hemos ojeado boletines oficiales y libros de sexología. Nos hemos avergonzado al llevar zapatos con suela de goma que hacían un ruido de muerte. Hemos retenido estornudos cuya velocidad de salida superaba la del sonido. A veces no hemos podido reprimir un cuesco y lo hemos soltado en el sector de Botánica. En ocasiones nos hemos enamorado en el platónico silencio de las salas de estudio. En otras, hemos sentido el deseo de dejar caer un grueso volumen encima de la cabeza de algún impresentable. Incluso hemos llegado a oír el pitido de la alarma anti-robo por error, sintiendo durante algunas fracciones de segundo el extremo escalofrío del ladrón de libros: la encargada olvidó desmagnetizar los libros - ¿lo hizo aposta?

A menos que tengáis serios problemas con las perífrasis, ya deberíais saber de qué lugares hablo: sí, en efecto, las bibliotecas públicas.

Ya me veo a la bibliotecaria de Blogalia mordiéndose las uñas nerviosamente: puede estar tranquila, no diré barbaridades. Aún recuerdo el post de Joni sobre la desaparición de una librería... en cierto sentido, las bibliotecas, como las librerías, tienen su personalidad, pero son cosas muy diferentes. Principalmente porque en las librerías uno paga por lo que lee, mientras que en la biblioteca pública la cosa no está tan clara. Además las bibliotecas son grandes. Y silenciosas.

Se puede definir una biblioteca como un conjunto de libros más o menos ordenados, aunque esta definición es claramente pobre. Terry Pratchett prefiere definirlas como respetables agujeros negros que saben leer. Algunos pueblos, preferían quemarlas directamente - ¿una alternativa a los cigarrillos? El caso es que libros y bibliotecarios entran en simbiosis, y conforman un ecosistema único y polvoriento. Los elementos de toda relación bibliotecaria son tres: el libro, el bibliotecario, y el usuario. La triada de elementos interacciona en un espacio arquitectónico característico, y de tamaño variable: la biblioteca. Sorprendente, ¿no?

La bibliotecas universitarias son un paradigma de biblioteca pública, y sus bibliotecarios, el perfecto ejemplo de la categoría. El perfil de personalidad de un bibliotecario suele obedecer a algunos criterios estándar, que nuestro conocido equipo de etólogos, liderados por Herr Doktor Putten, ha recogido para la ocasión. El bibliotecario típico se define por los siguientes elementos:

� Temperamento flemático
� Marcha regular y lentísima, rozando los pies por el suelo de forma inaudible - Paso de la momia
� Mirada intensa, de búho
� Tono de voz bajo y suave
� Gestos solemnes y hieráticos
� Ropa de por lo menos 30 años de antigüedad - por ejemplo una t-shirt del estreno de Star Wars
� Tez pálida y polvorienta
� No parecen necesitar nunca los lavabos, ni parecen tener sed o hambre
� Tienen una cultura general amplia, pero la ocultan
� Sienten una mezcla de desprecio/envidia hacia aquellas personas cuyos estudios son "específicos"

Todo esto no constituye una novedad: al pasar la mayor parte de su vida rodeados por papel impreso, los bibliotecarios han desarrollado un life-style opuesto al que hubieran adquirido trabajando en un prostíbulo. Tocar un bibliotecario es algo gravísimo: suelen quedarse bloqueados y con los ojos desgranados. Sonreírle a un bibliotecario no surte efecto apreciable - aunque algunos afirman que puede tener consecuencias positivas a largo plazo*. El lenguaje de un bibliotecario es muy restringido, y se puede enumerar sin problemas:

� Cof cof
� Ssshhhh
� Eh
� ¡Silencio!
� ¿Mmm?
� Ah..
� ¡Ssssshhhhhh! (Seguido por la extensión del cuello hacia arriba, como una tortuga)
� ¿Su carnet?
� Grrtghflb
� Llevas retraso acumulado
� Lo siento, no está disponible
� Lo siento, lo tiene un profesor
� ¿Quieres hacer una reserva? No funcionará
� ¿Un préstamo interbibliotecario? Tarda mucho
� Es un libro de "sólo consulta"
� No encuentro el CD que iba incluido, lo siento
� ¿Que buscas qué??
� Las revistas están por ahí (Indica un punto indefinido en el espacio)

Los bibliotecarios no tienen la culpa de ser como son: el Homo Sapiens es una especie que se adapta muy bien a cualquier ambiente, y el bibliotecario es un funcionario que se ha adaptado de maravilla a los libros. Su misión en esta vida es defender a los libros del mundo exterior, compuesto por bárbaros y salvajes que pretenden hacer con el conocimiento algo más que acumularlo y conservarlo en estanterías.

La natural desconfianza que el bibliotecario desarrolla hacia el usuario es tal que en toda biblioteca que se precie existe un surtido de trampas y peculiaridades arquitectónicas concebidas para alejar al visitante lo más pronto posible del lugar:

� Horarios restringidos
� Pocos sitios de lectura
� No hay aire acondicionado
� No hay salas de descanso
� La clasificación de los libros es aparentemente caótica (192.45 SKI 1973)
� Las fotocopiadoras, si las hay, no funcionan, o no devuelven el cambio
� Hay pocos ejemplares de los libros más consultados
� La sección de revistas científicas cuenta con una selección pobre y no actualizada**
� El catálogo por ordenador tiene una interfaz user-enemy, y tarda años en hacer un query
� El suelo de la biblioteca está encerado, con lo que producirá ruido si uno lleva zapatillas de deporte
� El usuario es alguien que no trabaja: merece por lo tanto un trato descortés y frío
� Hay que convertir en imposible cualquier operación de préstamo
� Los préstamos deben durar menos que los de un videoclub

En cierto sentido, la actitud del bibliotecario es comprensible, puesto que muchos usuarios no merecen el apelativo de humanos: los hay que vienen a la biblioteca a hacer pic-nic, a besar la novia, a bromear con los amigos, a recibir llamadas con el móvil, etcétera (como veis, llevo algunos genes de bibliotecario en mi ADN). Lo más molesto, con todo, es que el nombre del bibliotecario sea algo secreto y poderoso.

Conocer, de hecho, el nombre del bibliotecario, permitiría un trato más cordial con éste. Pero los bibliotecarios, conscientes de que deben mantener una reputación de deshumana eficiencia, lo ocultan. Llegar a saber el nombre de un bibliotecario (o de una bibliotecaria, claro), es un grandísimo logro, y puede abriros las puertas a un privilegios impensables.***

Tal vez dedique un post a los libros en sí algún día. Por cierto, ¿alguien puede decirme porqué la mayoría de bibliotecas parecen ancladas en 1986?

Ook!

* Es como cantarle a las plantas para que crezcan más rápido
** Por desgracia, el Más Allá y el Man siempre están disponibles
*** Como tener acceso a una fotocopiadora, o anular un retraso de dos días

P.D: Algunas ideas del post sacan inspiración del conocido decálogo de la biblioteca, de Umberto Eco

# - Escrito por Fabrizio el 2003-07-24 a las 23:39


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://fbenedetti.blogalia.com//trackbacks/10096

Comentarios

1
De: Bibliotecario Fecha: 2003-07-24 23:46

Ook oook eek!!!



2
De: Ferran Fecha: 2003-07-25 00:11

No soy bibliotecario pero trabajo en una biblioteca. Mi nombre no es ningún secreto, pero todavía estoy esperando que alguno de los miles de estudiantes que atiendo cada día se dignen a mirarme a la cara cuando me "tiran" los libros en el mostrador (se supone que yo tengo que adivinar si vienen a devolverlo o quieren sacarlo), etc., etc. etc.

Muy buen post, por otro lado. Has conseguido resumir en muy poco espacio todo lo que muchos luchamos por canviar.

Ah, si las bibliotecas parecen ancladas en el 86, es porque la mayor parte de veces sus presupuestos están anclados en el 86 (eso si no los han reducido).

Voy a recomendar tu post a mis amigos bibliotecarios...



3
De: yildelen Fecha: 2003-07-25 00:12

El hecho de que algunas bibliotecas parezcan ancladas en el año 1986, como dices, se debe al "enorme" interés que ponen algunas administraciones públicas en ellas. Mi madre es bibliotecaria en una biblioteca de barrio del ayuntamiento de Madrid, y hasta hace sólo dos años no disponían de un ordenador y el otro día me contaba que acababa de terminar de registrar en la base de datos todos los fondos de la biblioteca. Con un poco de suerte, tal vez dentro de un par de meses tengan el préstamo informatizado completamente.



4
De: Ferran Fecha: 2003-07-25 00:13

Perdón, las prisas, ya se sabe... Me dita ese "canviar" y me lo pone en "cambiar"? Y si de paso me cierra bien la etiqueta , le estaría eternamente agradecido.



5
De: Lady Jezzzabella Fecha: 2003-07-25 02:17

¡Ah, las bibliotecas...!

¡Ese proceloso antro de perversión!

¡Alejaos del nefasto vicio de pensar!

(Juas, juas, juas)



6
De: El Oráculo Fecha: 2003-07-25 02:23

En las bibliotecas universitarias los libros suelen estar anclados en '86 porque los libros posteriores suelen estar en las bibliotecas de los Departamentos, restringidas salvo excepciones para el uso de los dioses de los Departamentos y la hueste de héroes elegidos...

(No sigo, que Brunhilda se mosquea con esas imágenes retóricas...)



7
De: Daurmith Fecha: 2003-07-25 02:43

Cómo se nota, Oh Algernon, que no has estado nunca en la biblioteca de la Oregon State University... Envídiame.



8
De: Brunhilda Fecha: 2003-07-25 02:46

¡Oh, no!

Coinciden con el relato de Waltraute y las Nornas...
¬¬

"Des Stammes Scheite
hiess er sie schichten
zu ragendem Hauf
rings um der Seligen Saal.
Der Götter Rat
liess er berufen;
den Hochsitz nahm
heilig er ein:
ihm zu Seiten
hiess er die Bangen sich setzen,
in Ring und Reih'
die Hall' erfüllen die Helden."
'Götterdämmerung' -R.Wagner.

[Wotan/Odín]Hizo apilar los leños del tronco [del seco

Fresno del Mundo] en una pira rodeando la Sala de los

Elegidos[el Walhalla]. Convocó el Consejo de los dioses,

tomó el trono en su sitial: a sus pies nos sentamos atemorizadas; en filas y círculos los héroes llenan la Sala.


(traducción un tanto libre *glubs*)



9
De: Algernon Fecha: 2003-07-25 03:14

Ferran, muchísimas gracias por el comentario. Yildelen también apunta al problema de presupuesto: es evidente que no se invierte dinero en libros y bibliotecas, lo cual es lamentable...

Daurmith, ook! ¿Es muy bonita esa biblio?

Oráculo, pues sí, los profesores se quedan con lo mejorcito. Tsk tsk

Brunhilda :*



10
De: JJ Fecha: 2003-07-25 03:18

Hay un poco de todo. Recuerden que Borges era bibliotecario.



11
De: Daurmith Fecha: 2003-07-25 03:22

Algernon... Un día le dedicaré un post.



12
De: Algernon Fecha: 2003-07-25 03:34

JJ, en efecto. En el fondo, me encantan las bibliotecas - a menos que sean extremadamente pequeñas. En especial, me gusta hacer shelf-surfing, esto es, "surfear" de estantería en estantería, dejándome llevar, y pillando los libros cuyos títulos me llaman la atención. He descubierto obras maravillosas así.

Daurmith, ¡hazlo cuanto antes! :P



13
De: Catuxa Fecha: 2003-07-25 04:01

Muy buen reflejo de lo que es un bibliotecario, se asemeja mucho al decálogo bibliotecario que Borges escribió en plan irónico; pero afortunadamente no todos los bibliotecarios son así, aqui un ejemplo http://www.malelibrarian.blogspot.com/.



14
De: Algernon Fecha: 2003-07-25 04:10

Catuxa, sin duda es así. Gracias por el enlace y la aclaración, tendré que mirar ese decálogo de Borges...



15
De: Catuxa Fecha: 2003-07-25 04:12

De nada Algernon, y que rapidez de respuesta... si no lo encuentras estoy preparando un post sobre él, y con tu permiso nombraré tu marginifico comentario, con en el cine... proximamente en http://deakialli.blogspot.com



16
De: Algernon Fecha: 2003-07-25 04:19

Gracias Catuxa, estaré alerta ;)



17
De: Bibliotecario desordenado Fecha: 2003-07-25 04:31

Buenas,
Felicidades por el post, realmente ameno y bien escrito. Lo malo que tiene es que acierta en muchos casos, sigue habiendo muchos bibliotecarios que no se han dado cuenta de que ya no estamos en la edad media.
De todos modos, como dice Ferran, no generalicemos: afortunadamente las cosas parece que empiezan a cambiar (podrían hacerlo más rápido, eso si).
Otra cosa: no todos los bibliotecarios somos funcionarios, a dios gracias.



18
De: Algernon Fecha: 2003-07-25 04:34

Bibliotecario desordenado, muchas gracias :)

Bueno, ciertamente existen algunas idiosincrasias, pero eso es como en cualquier categoría profesional... sí, las cosas cambian. Aunque en una ocasión envié un e-mail al director de la biblioteca de mi campus, acerca de los cartelitos con el nombre para los bibliotecarios.

La respuesta es que se había acordado no ponerlos...



19
De: Ctugha Fecha: 2003-07-25 06:10

Los bibliotecarios son como los héroes de una buena novela: tienen los conocimientos y el poder para ostentar un puesto X (salvar el mundo, hacer una tesis) pero lo ocultan bajo un mutismo intrigante. Aun así es raro que haya pocos personajes bibliotecarios.



20
De: Flavio Fecha: 2003-07-25 06:33

Lo peor, desde luego, son las fotocopiadoras.

Y para Brunhilda: Hojoto-hoooooo! :))

Flavio



21
De: Martin Pawley Fecha: 2003-07-25 07:49

Una buena biblioteca y un jardín. ¿Qué más se necesita?

P.D.: Bueno, vale, pongamos también algo de mar, un firmamento estrellado y una botellita de licor-café...



22
De: Algernon Fecha: 2003-07-25 07:52

Martin, no se olvide de un poco de Jazz :P



23
De: Flavio Fecha: 2003-07-25 08:04

Noooooo, Jazz noooo ;-) Mejor un poco de buena ópera barroca. "Que se lo digo yo" (como el de los Viajes M....)



24
De: Martin Pawley Fecha: 2003-07-25 08:41

Sí, sí, un poco de jazz, y un poco de Cássia Eller, también.



25
De: JJ Fecha: 2003-07-25 17:25

Endeluego, Algernon, acabas de llegar y ya tienes copados los "más comentados"!



26
De: Algernon Fecha: 2003-07-25 17:55

* Glubs *

Si lo dije, ¡soy un virus! :P



27
De: jrnegre Fecha: 2003-07-26 06:24

Coincido con JJ, tengo que decir que me has hecho falta. ¿Eres una droga?



28
De: Algernon Fecha: 2003-07-26 06:25

No no, un virus. Una droga, no sé, no creo... ¿tengo efectos negativos a largo plazo? :D



29
De: Anónimo Fecha: 2003-07-31 20:03

El tubo se traslada porque a Blogalia no le gusta.
El Tubo se traslada a:

http://tubbo.blogspot.com/ desde donde seguirá con su empeño de alegrar la existencia y aligerar el vientre de cuantos señores y señoritas quieran seguir acercándose para recabar sus servicios.



30
De: Moebius Fecha: 2003-07-31 20:11

El primer comentario supongo que lo hace el Orangután (siguiendo con Terry Prachett) ¿o no?



31
De: Algernon Fecha: 2003-07-31 20:14

Moebius, síp :))



32
De: Andrea (mitad de Niggle) Fecha: 2003-11-05 14:46

Siguiendo mis "vagabundeos electrónicos" desde Deakialli llegué aquí.
Después de estar a cargo del área de Servicios al Público en una biblioteca pública durante 6 años(en la que todos saben mi nombre, para ello llevo un gafete, aunque a veces lo olvido)doy fe de la existencia de usuarios que a veces no tratan, maltratan. Aunque también hay que rescatar a aquellos que siempre tienen un saludo amable, y utilizan las palabras mágicas "perdón" y "gracias" en lugar del imperativo de todos los verbos existentes... Aunque no sepan explicarnos exactamente que necesitan y tengamos que ejercer nuestras dotes adivinatorias y/o preguntonas para desentrañar el nudo...



33
De: Roberto Hernández Fecha: 2005-11-08 01:24

Me parece muy buen comentario. Un poco exagerado.Me gustaría saber la opinión de un usuario visionario que me dijera cómo le gustaría que fueran las bibliotecas, los bibliotecarios y los servicios.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.198.28.114 (cacf119200)
Comentario

Ver historias anteriores