No me gusta escribir posts serios. Detesto tener que hablar seriamente de cosas importantes, o de cosas triviales (un pecado mucho más frecuente de lo que imaginamos). Esa pomposidad, esa dureza en las palabras, que resbalan en la boca como una serie de piedrecillas frías e incomestibles... la desagradable sensación de estar diciendo cosas equivocadas con la máxima profesionalidad... juzgar de forma solemne y casi sagrada... no, no va conmigo.

No es que tenga algo en contra de la seriedad, ojo: a veces, supongo, es necesaria. La mirada severa, el ceño plano, los labios inexpresivos, la voz monocorde... todas esas cositas que contribuyen a dar más valor a nuestras ideas y a nuestros actos. Aparentemente. ¿Qué impide decir la verdad con humor?, se preguntaba Horacio, poeta latino de hace un par de milenios*. No lo sé. Es tremendamente difícil decir la verdad con humor, por algún motivo que, imagino, está relacionado con las emociones y con la tradición cultural. O con la verdad misma, que tal vez no existe.

"La risa fomenta la duda. La risa es la debilidad, la corrupción, la insipidez de nuestra carne", decía Jorge, el monje malvado y loco de El Nombre de la Rosa. Y en parte, le doy la razón. ¿Por qué nos reímos? ¿De qué nos reímos? ¿Qué es la risa? Nos reímos al ver una persona caerse de forma rocambolesca e inesperada, o cuando alguien se encuentra en una situación comprometida y ridícula. El mismísimo epíteto anterior, ridículo, ¿qué significa? ¿Qué es lo ridículo? ¿Porqué lo ridículo es ridículo?

Hay distintas clases de risa, y distintas clases de humor. De otro modo, no me explico el fenómeno. La risa es algo positivo, algo que nos relaja, que produce bienestar, que mejora las relaciones entre personas, y libera las tensiones sociales. La mayor parte de la gente desea reírse en algún momento. Lo necesita. Pero, por otro lado, ni todos nos reímos por lo mismo, ni todos tenemos el mismo sentido del humor. Ni siquiera el mismo estilo de carcajada. Jijiji, Je je je, Jajajaa...

Y ahora, démosle la vuelta a la situación. Imaginad que vosotros sois el objeto de una burla, sin quererlo. ¿Hay algo que cause más rabia que ser el protagonista de escarnios? ¿Hay algo más ofensivo y poderoso que unas risas colectivas por algo que hayáis hecho, pensado o expresado? La descalificación, la befa, el desprestigio que deriva de la ridiculización... la creación de parias... la destrucción del respeto y de la dignidad...

Es el lado oscuro de la risa: la carcajada deforme, los espasmos alegres que se convierten en lágrimas... reír, y reír hasta que el estómago duele... la risa que deja paso a una gran tristeza... las risas que vuelven a brotar, aparentemente sin motivo, como un reflejo... y se reprimen, porque no podemos más. No, basta por favor... voy a llorar... el contrasentido del humor. Y sin embargo, la risa es buena, la risa es necesaria. En la práctica, no reír es algo imposible, como el jainismo: alguien o algo siempre será el objeto de alguna burla. Es inevitable.

¿O no?


* Para entendernos, el autor de la expresión "Carpe Diem"

# - Escrito por Fabrizio el 2003-07-27 a las 04:06


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://fbenedetti.blogalia.com//trackbacks/10139

Comentarios

1
De: Anónimo Fecha: 2003-07-27 04:18

Jorge de Burgos: Laughter is a devilish whim which deforms, uh, the face and makes men look like monkeys.

William of Baskerville: Monkeys do not laugh. Laughter is particular to men.

Jorge de Burgos: As is sin. Christ never laughed.

William of Baskerville: Can we be so sure?

Jorge de Burgos: There is nothing in the Scriptures to say that he did.

William of Baskerville: And there's nothing in the Scriptures to say that he did not. Why, even the saints have been known to employ comedy, to ridicule the enemies of the Faith. For example, when the pagans plunged St. Maurice into the boiling water, he complained that his bath was too cold. The Sultan put his hand in... and scalded himself.



2
De: Martin Pawley Fecha: 2003-07-27 04:35

Lo conté ya alguna vez. La madre de Chico Buarque (cantante, compositor y excelente novelista brasileiro) jugaba a preguntarles a sus hijos qué cosa era la que más les gustaba hacer en la vida. La respuesta de Chico, siendo aún niño, fue esta: "Me gusta reír".



3
De: Akin Fecha: 2003-07-27 07:18

Ummm, no se que decirte...



4
De: Algernon Fecha: 2003-07-27 07:26

Umm, a lo mejor no hay nada que decir... no es un post de los que suelo escribir :(



5
De: Chewie Fecha: 2003-07-27 11:36

Steven Pinker dice que la risa es un arma contra la dominación.



6
De: Lady Jezzzabella Fecha: 2003-07-27 19:12

Juas, juas, juas, juas...



7
De: Algernon Fecha: 2003-07-27 19:21

Umm... ¿la dominación de qué? :D



8
De: Jaio la espía Fecha: 2003-07-27 19:22

Bravo por Buarque y bravo por Mr Pawley que nos lo trae a la memoria.

Saber reirse de uno mismo es la terapia imprescindible para la gente que, como yo, tiende a tomarse a sí misma muy en serio. Ese es el primer paso para gozar de una envidiable salud mental.

La risa es terapia. Imprescindible en un mundo donde las acciones de los seres que lo poblamos, nos haría llorar amrgamente.

Yo me río, al menos, diez veces al día. Y tres de ellas lo hago de mís misma.



9
De: Algernon Fecha: 2003-07-27 19:29

Magnífico, Jaio :)



10
De: lgs Fecha: 2003-07-28 00:08

Podría traer sesudos comentarios sobre el cambio brusco de percepción en los patrones asimétricos que por lo visto forma el cerebro. Pero eso es demasiado de ciencia básica, y no contribuye nada a lo del "lado oscuro de la risa".

No sé.

Siesta, creo.



11
De: irma bozzo Fecha: 2005-11-16 01:45

Me gusta reir, pero oh.. luego sientoi pena de mí, porque comunmente lloro, y es una amarga tristeza la que me invade. Tambien suelo llorar, tipo crisis, es decir sin motivo aparente, , pero eso sí luego no río, en realidad me preocupa. IRMAP/D Estare enferma?



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.224.200.104 (dabf38fc40)
Comentario

Ver historias anteriores