El trasto que podéis ver en la pequeña foto, según su creador, es un científico. Sí sí, un investigador. Y de alta calidad además. Incansable. Mejor que muchos estudiantes. El favorito de cualquier jefe de laboratorio. Una joya.

Es la conclusión de un proyecto de robótica y sistemas expertos del grupo de biología computacional de la Universidad de Gales, liderado por Ross D. King (aquí puede leerse un buen resumen). Al parecer, el robot resuelve problemas de genética tan bien como los estudiantes graduados. Por ejemplo:

As a test, the system was told to discover how certain genes affect a complex chemical pathway inside yeast cells. The task for the computer, and a common one in biology, was to figure out which genes are involved in which steps of the pathway by testing yeast cells with different genes removed.
Muy bien. Vale. Estamos ante un sistema experto, que en inteligencia artificial equivale a un software que ayuda en la toma de decisiones mediante árboles y diagramas de flujo bastante convencionales. Lo que han creado en Gales me recuerda mucho el GPS (General Problem Solver) de Newell y Simon, un programa hecho en LISP que podía resolver problemas tradicionales como las torres de Hanoi, puzzles de palabras, etcétera.

El GPS sólo podía aplicarse a problemas bien definidos. Era, en pocas palabras, un programilla que iba dando batacazos hasta encontrar la solución. Y lo más interesante de todo el asunto es que no tenía ni una sola línea de código "inteligente": quien resolvía el problema, en realidad, eran los programadores. El GPS aplicaba luego los cuatro algoritmos que los investigadores le habían proporcionado. Esto ocurre en la práctica totalidad de las aplicaciones en inteligencia artificial: son programas "cerrados". Una máquina no tiene fuentes de motivación, ni tiene semántica (ver aquí), por más que algunos visionarios (como Ray Kurzweil) se esfuercen en crear programas que "piensan".

Y ahora, de repente, un team de alegres programadores de Gales anuncia, con la pomposidad típica de la I.A., que han creado un "científico artificial". Esta afirmación tiene el mismo peso que la que hizo en su día Joseph Weizenbaum al crear la primera "psicoterapeuta artificial", Eliza. Por aquel entonces, causó gran asombro: algunos psicólogos pensaron que los programas conversacionales iban a quitarles el empleo (una especie de sentimiento luddita); nada más lejos de la realidad. Eliza es un programa con muchas limitaciones (quien se quiera divertir en castellano con un clon de Eliza, que pille Dr. Abuse).

A lo que íbamos.

"Científico" es un concepto bastante más complejo del que se quiere simular con ese trasto galés. Este cachivache se limita a ejecutar operaciones de rutina. Es lógico que, en eso, supere a los estudiantes. Sin embargo, un científico no es un esclavo (aunque en muchísimos casos gane una cantidad parecida de dinero y "goce" de semejantes privilegios). Un científico, o científica, es una persona que dedica su creatividad, inteligencia y bolsillo a la tarea de descubrir hechos verdaderos, comprobables y, posiblemente, útiles. Más allá de estos cuadritos idílicos, debe quedar bien claro que la tarea de "hacer ciencia" incluye una fuerte dosis de creatividad. Idealmente.

El "robot científico" no es creativo, ni consciente. No es capaz de enmarcar su "descubrimiento" en ninguna teoría ni sistema de conocimiento. No puede argumentar, ni debatir los resultados. No es capaz de analizar más allá de sus sensores, ni de interpretar los datos más allá de las plantillas predefinidas que tiene en su memoria. El robot no puede salir de su mundo porque no puede procesar su significado. Está limitado al "espacio" de variables y operadores que sus creadores han definido.

En fin, dudo mucho que el día de mañana sustituyan a Daurmith por el trasto galés.

# - Escrito por Fabrizio el 2004-01-15 a las 23:11


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://fbenedetti.blogalia.com//trackbacks/14554

Comentarios

1
De: Agente Smith Fecha: 2004-01-16 01:37

Es de sobra conocido que las máquinas son mejores que los seres humanos.



2
De: Ctugha Fecha: 2004-01-16 04:21

Qué buen post, felicidades por encontrar semejante cacharro. ¡Esclavos para los esclavos!



3
De: Algernon Fecha: 2004-01-16 04:21

Yeah! xD



4
De: Alfred Ego Fecha: 2004-01-16 19:34

Es de cajón que un equipo de investigadores/científicos ha sido quien ha ideado este engendro investigador/científico. No tiene ningún sentido. Una maquina no piensa, aunque se la programe para que lo simule.

Sin olvidar que gran parte del trabajo de un científico es intuitivo e imaginativo. Como era esa frase??

Ridículo. Estoy contigo.



5
De: Ctugha Fecha: 2004-01-16 23:51

El gran problema del científico artificial es que no sabe escribir artículos, así que curra de becario sin firmar.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.198.28.114 (cacf119200)
Comentario

Ver historias anteriores