Ayer fue día de carnavales variados. Y rompiendo una tradición que he llevado a cabo durante lustros (la de no disfrazarme), me atavié cual Morfeo blanco, con una vieja gabardina Trussardi, un par de gafas de sol, ropa negra, y caramelos de colores.



Heme ahí ofreciendo píldoras rojas y azules en cantidades industriales.



Y aquí, ejem, ofrezco una píldora violeta.



No estoy seguro de si mi traje ha resultado efectivo, hay quien dice que me parecía más bien un farmacéutico loco, o un detective privado jubilado. Tanto da, me lo he pasado bomba. La próxima vez saqueo una tienda de Emidio Tucci y me visto de agente.



No os perdáis, por cierto, el fotoreportaje de Brunhilda. Su disfraz ha resultado bastante mejor que el mío :)

# - Escrito por Fabrizio el 2004-02-25 a las 01:00


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://fbenedetti.blogalia.com//trackbacks/16125

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.196.127.107 (ac72f700ee)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?

Ver historias anteriores