Por mucho que uno quisiera, esto es el mundo real, y no Matrix: aquí, cuando alguien levanta el aparato y marca un número, no se desintegra en una nube de dígitos, sino que es traumatizado por una factura tan cara que me lleva a pensar que en Telefónica trabajan dentistas, y no ingenieros en telecomunicaciones.

Entiéndaseme bien: Telefónica es una gran compañía, mantiene una enorme infraestructura en todo el planeta, ha mejorado bastante su servicio de asistencia técnica al cliente mediante simpáticas voces artificiales, tiempos de espera reducidos, etcétera etcétera. Sin embargo, no tiene tarifas competitivas: no puede tenerlas. Es evidente que tiene sus gastos de mantenimiento, y poco se puede hacer al respecto (las telecomunicaciones gratuitas las verán, con mucha probabilidad, sólo mis nietos).

Así pues, esta mañana me puse manos a la obra y le eché un vistazo al panorama de ofertas de telefonía de ámbito nacional. Hay una web excelente para efectuar comparaciones, y es TelTarifas.com. Las principales operadoras que he examinado son JazzTel, Uni2, Telefonica, ALÓ y Auna. He ignorado, por otra parte, las compañias de cable, puesto que suponen una instalación y unos rollos que, de momento, no quiero experimentar (además de que cambian el número).

Jazztel no está nada mal: con preasignación, tienes llamadas gratis los fines de semana, y unas tarifas bajitas. No hay cuotas mensuales, ni cuota de alta. Las bonos son pocos, pero interesantes (por ejemplo, un bono mixto de 200 minutos de llamadas locales y 100 de nacionales, cuesta 7,5?).

Uni2, ofrece algo bastante jugoso, y es una tarifa plana telefónica + ADSL por sólo 67 euros al mes, todos los días de la semana, las 24 horas del día. La libertad resultante es abrumadora, pero uno se pregunta: ¿y si durante un mes no hago llamadas? Hay que pensárselo. Además, el adsl de Wanadoo (que viene con Uni2), no es quizá tan bueno como se afirma.

Telefónica tiene una tarifas normales, con un ADSL bastante fiable (es el que uso, con cierta satisfacción, desde hace más de un año), y bonos que no han conseguido convencerme. En todo caso, haga lo que haga, tendré que seguir pagando Telefónica por la línea y por el aparato - lo cual es molesto, pero no tanto si se tiene en cuenta que nadie mejor que ellos pueden arreglarte un problema de "hardware".

Auna está basando todas sus estrategias en el cable, y se nota: las tarifas para telefónos convencionales son... convencionales. Con una cuota de 4 euros al mes, todas las llamadas cuestan 1 céntimo al minuto (IVA no incluido) con un precio de establecimiento de llamada de 6,85 céntimos de euro. Tal vez no esté mal, pero teniendo en cuenta que Jazztel me ofrece la oportunidad de abusar del teléfono el fin de semana...

Quien sí parece tirar la casa por la ventana es ALÓ: si el cliente opta por la pre-asignación, regalan el 25% de la primera factura completa, y ofrecen tarifas que son la mitad de las de Telefónica (se llama, qué originales, "Tarifa La Mitad 2004"). Tienen también, entre otras cosas, conexión de banda ancha mediante el rapidísimo acceso local via radio (LMDS), y un bono nacional de 1200 minutos por 30 euros que tiene una pinta muy jugosa.

¿Qué opción elijo? ¿Cuál habéis elegido vosotr@s?

# - Escrito por Fabrizio el 2004-03-02 a las 01:00


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://fbenedetti.blogalia.com//trackbacks/16290

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.166.85.29 (8e9ee67b00)
Comentario

Ver historias anteriores