No, no es el título del octavo libro de la famosa saga.

Es que, sencillamente, Harry Potter pudo conmigo, y cuenta ahora con un fiel acólito más, un voraz lector que ya ha terminado, en una semana, los tres primeros episodios. El cuarto y el quinto aguardan impacientes mi lectura.

Algunas criticas, como las de Harold Bloom, que tilda los libros de la misteriosa Rowling como una "serie de clichés que se suceden página tras página", pueden tener, en parte, su razón. Pero el aspecto formal, que tiene sin duda su importancia, me parece en este caso lo menos importante.

No sabría decir exactamente qué me ha gustado más de lo que leido hasta ahora. A veces tengo la impresión de estar leyendo una especie de "Juego de Ender" dulcificado y alargado, mezclado a un ambiente de magia semi-tolkeniano y un poco de sátira social disfrazada (cfr. niveles de lectura y rollos semejantes). En otras ocasiones, su lectura se asemeja más bien a la de una novelización de una película de Hollywood. O incluso al guión de un comic.

Tiene muchos ingredientes que enganchan (la acción cinematográfica, las posibilidades narrativas en un mundo mágico - infinitas, un ambiente familiar - el colegio, el tema del huérfano y de la venganza, etcétera). El problema es que casi cualquier tipo de literatura llega a enganchar si uno cae en ella de forma redonda (alguien ha comparado H.P. con las novelas por entregas del siglo XIX).

Supongo que la prueba para constatar si queda algo de Harry Potter después de su inmediata lectura es esperar y comprobar si se recuerda después de X años. O después de X minutos. Nada más terminar la tercera novela he pasado por la universidad, y no he podido evitar sentirme como Potter. Y asignar a mis profesores los nombres de Dumbledore, McGonnagal, Snape (gran personaje)... Y Lupin, por supuesto. Es mi favorito :)

¿Que por qué les gusta Harry Potter a los niños y niñas de este planeta? Yo que sé. Será por la presencia de la magia, que permite tomar "atajos" atractivos frente a los problemas cotidianos; o tal vez se deba a la importancia que tienen los jóvenes protagonistas en un mundo dominado por venerables y ancianos magos; o, quizá, el ingrediente exitoso para con los chavales estribe en la sencillez narrativa y en la ausencia de comeduras de tarro psicológicas al estilo "Dune".

No me extraña que los adultos adoren a Harry Potter: desean aún menos complicaciones...

# - Escrito por Fabrizio el 2004-03-09 a las 01:00


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://fbenedetti.blogalia.com//trackbacks/16517

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 23.20.157.174 (f8ae440b99)
Comentario

Ver historias anteriores