El que véis es el coche de mis sueños.

Lo ví aparcado esta mañana. Un precioso Ford Pinky del 83.

No creáis que sea fácil comprarlo: es un modelo de producción limitada. Además se nota que el propietario lo cuida mucho. Lleva de serie todo este equipamiento de lujo:

· Ruedas
· Asientos
· Cristales
· Tapacubos
· Motor

Lo cual es toda una ganga. Si lo compro, me pregunto cuánto me costará el seguro. Eso sí, el color es lo suficientemente glamuroso como para despertar la envidia de todo el vecindario. Que se chinchen. Ja.

Sobre el precio, es más bien moderado. Se trata de un Vehículo de Protección Oficial, es decir, no arranca para proteger al ciudadano. La tracción es animal. El coche no precisa de alarma antirrobo, por motivos que el vendedor no ha querido especificar.

Creo que con los tiempos que corren, puede resultar una inversión.

# - Escrito por Fabrizio el 2004-04-02 a las 01:00


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://fbenedetti.blogalia.com//trackbacks/17262

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.146.1.178 (70480fa6e0)
Comentario

Ver historias anteriores