Después de causar cierto revuelo por meter un botón de PayPal en mi blog y abrir una tienda virtual en la web CafePress, uno puede mirar atrás y hacer un pequeño resumen de la situación. PayPal funciona. En mi caso, está funcionando, aunque con un rendimiento todavía insatisfactorio. Si se tiene una cuenta bancaria válida, todo es muy simple: se pilla una cuenta Premium (por la cual no hay que desembolsar pasta) y cualquiera puede pagarte con su tarjeta de crédito.

PayPal cobra una pequeña comisión, pero efectúa el withdrawal rápidamente, en una semanita más o menos. Mi sorpresa fue mayúscula al comprobar que mi banco cobra una tremenda comisión fija de 10 euros por cada ingreso de dinero desde PayPal. Hay que ser bastardo. Por lo demás, como dije, el sistema va como la seda. Existe incluso la posibilidad de crear suscripciones, mediante las cuales se adeuda la tarjeta de crédito del suscriptor una cantidad mensual X, con la posibilidad de definir periodos de "prueba", o de crear dinámicamente usuarios y contraseñas. Lo tendré en cuenta si un día pienso convertir LCH en un servicio de pago, como El País.

A no todos les gusta PayPal. Por ejemplo hay un par de webs en las que uno puede leer muchos desafortunados episodios. Estas webs son - el título es muy explícito - PayPalSucks.com y PayPalWarning.com. Entre las cosas más suaves, se dice que el "customer service" está en Nueva Delhi, o que el dinero electrónico depositado en PayPal es suyo hasta prueba contraria. Brrr, qué miedo. En todo caso, PayPal sigue siendo el sistema de pago electrónico más utilizado y aceptado en todo el planeta, y cuenta con fuerte difusión en eBay, por poner un ejemplo. De momento mi dinero no se ha vaporizado, por lo cual tengo razones suficientes como para creer que seguirá allí mañana.

Alternativas: pocas y no tan directas. Una es el Amazon Honor System, mediante el cual se pueden hacer llegar pagos de cualquier tipo - estoy por poner un botoncito en el blog. Amazon cobra una pequeña comisión, y lo cierto es que esta web tiene un atmósfera bastante positiva. A través de los GoogleAds, me he enterado de que existe una plataforma de pagos al estilo de Paypal, pero española, y es Pago3. No sé si admite donaciones, le echaré un vistazo. También he visto por ahí una web que se llama Donate.net, en la que ofrecen sistemas de donación por VISA; el diseño es, sin embargo, tan cutre, que no me fio ni un pelo.

Dinero electrónico... podría desaparecer en un pis-pas.

# - Escrito por Fabrizio el 2004-04-10 a las 01:00


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://fbenedetti.blogalia.com//trackbacks/17469

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.211.56.110 (93bb487312)
Comentario

Ver historias anteriores