Ha terminado la iParty 6, evento que ha sido más bien aburridillo - en eso coincido con el colega bitacorero de Castellón, JR Negre. La mayor parte de los eventos de interés se ha centrado en algunos concursos, un par de charlas amenas, y poco más. Tuve tiempo de navegar un poco, sacar fotos y hacer alguna partidilla a Quake III. En la foto de arriba, podéis ver al grupo más friki de la party. De izquierda a derecha: Guagui, el inimitable Nacho, Walkyria -nuestra bloguera favorita, e Ignacio Gil, freakazo y afortunado poseedor de una estación de trabajo Sun SPARC y un sombrero de vaquero auténtico.

Se puso mucho hincapié en la seguridad. Demasiado. Mucha gente se enfadó al comprobar como parientes, amigos y conocidos no podían penetrar en el recinto de la party para ver a los participantes conectados - ¡a menos que pagaran la cuota de inscripción! Con un poco de flexibilidad, todo estos problemas se hubieran solucionado. Walky tuvo que pedir un pase VIP para entrar (aunque antes se le dió uno de prensa - al fin y al cabo tiene blog). María, la encargada de seguridad, se estresó muchísimo al comprobar lo asertivos que somos. Afortunadamente, Walky tenía un juego topológico en su bolsa, y con eso pudimos evitar males mayores:



Walky trajo también un diabolo, y bolas de malabar. Este tipo de física recreativa tuvo mucho éxito entre los asistentes, como puede apreciarse por las fotos:





Hubieron también PCs, de distintos tamaños, formas y colores. Véase, por ejemplo, esta preciosidad comprada en eBay: un Toshiba Libretto del año catapún, con Debian. Funciona bastante bien como router linux. Nótese el tamaño en comparación con un ratón Logitech:



Hay gente que ha metido un PC dentro de caja de windows xp. Otros eligieron durante la party una opción más económica (una caja de cartón). El resultado es Bob:



Es un 486 con "refrigeración líquida" (una botellita de agua rellenable), cenicero (una unidad de CD rota), Debian, luz interna, tubo para soplar en la caja y ventilar el sistema, y una preciosa pantallita de unas cuantas pulgadas (vibra cuando se toca). Lo mejor de todo es que el "ordenador chabola" funciona, una prueba más de lo que se puede hacer con Linux. Eso sí, la carcasa es inflamable y permeable.



Incluso hubo tiempo para una performance "paranormal": Walky tomó runas, un par de barajas de tarot, cristales y algún que otro chisme "mágico" y montó en dos minutos un improvisado taller de adivinación. La captación de clientes en esta meca de la tecnología fue inmediata:



Incluso se unió una guardia de seguridad:



Pero la fiesta terminó enseguida, pues Walky explicó que el tarot y la mayor parte de técnicas adivinatorias no son más que un conjunto de trucos que abusan de la psicología del cliente, cálculos de probabilidades, histrionismo y un poco de caradura...

Por lo demás, todo transcurrió con calma y serenidad. Y el sol molestó tanto que algunos tuvieron que recurrir a medios expeditivos:



Artesanal, pero efectivo :)

# - Escrito por Fabrizio el 2004-04-18 a las 01:00


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://fbenedetti.blogalia.com//trackbacks/17714

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.166.186.79 (c09e4e06fa)
Comentario

Ver historias anteriores