Es un derecho, y tal vez también un deber de los ciudadanos, saber en qué se gasta el Presupuesto del Estado, ya que de su correcta distribución depende el bienestar y el progreso de la nación, y muchas más cosas que pueden parecer aburridas, pero que únicamente lo son por el ropaje burocrático que las reviste.

Aquí pueden consultarse en formato PDF las leyes de Presupuesto General desde el año 2000. Puesto que cada documento se desglosa en docenas de páginas, siempre viene bien un resumen. Este suele encontrarse en el Título I de la ley en cuestión. Veamos en detalle los "ámbitos" de este año:



Para empezar, no sé a qué se refieren "Regulación Económica" y "Regulación Financiera". ¿Alguien podría explicármelo? Otra voz ambigua es "Relaciones Exteriores" (¿se referirá al comercio internacional? ¿A las embajadas y consulados?).

Nótese el gasto para Defensa: supera en casi cinco mil millones de euros el gasto para Educación (que es nimio). El presupuesto para Minería es también cercano al de Educación. El gasto para la Investigación Científica (parte de la cual, hay que decirlo, debería entrar en la voz "Defensa"), se queda en un 1% del PIB, si no me equivoco. Es muy poco.

Imagino que resultaría demasiado complejo liquidar un ejército y cerrar de repente docenas de fábricas de armamento e industrias relacionadas. ¿Hay otra solución?

# - Escrito por Fabrizio el 2004-06-16 a las 01:00


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://fbenedetti.blogalia.com//trackbacks/19551

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.224.121.67 (1c765f6b79)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?

Ver historias anteriores