El contestador es uno de los inventos más inútiles en la historia de la humanidad.

Para empezar, nadie deja mensajes. Uno se curra un mensaje durante media hora, y luego, nada. ¿Será por el mensaje pre-grabado del contestador? Nunca sé qué poner. Podría elegir algo que sonara efectivo...

Cacho cabrón, deja un mensaje o muérete *BEEP*

...o ir por el camino cachondo...

¿Es que todavía no has dejado un mensaje? ¿A qué esperas? Premios fabulosos se sortearán entre las llamadas

...o el camino friki-tolkeniano...

Este es el contestador de Gandalf; ahora mismo estoy de vacaciones en Umbar; si quieres, puedes dejarle un mensaje a Thorondor * EEEK *

...el friki-cyberpunk...

Este es el contestador de Sombra BioChips; para una cita con la yakuza, dejar un mnemo-mensaje

...o el de Monkey-Island...

Hola, este es el contestador de Guybrush. Deja un mensaje, porfa plis. Porfa porfa plis. Porfa al cubo plis. Porfa con nata plis...

Al final, con todo, uno decide poner la grabación de toda la vida. Soy fulano, con el número mengano, y bla bla bla. Lo más divertido es conseguir grabar el mensaje sin risas ni fallos en la pronunciación:

"Hola. Soy Fabrizio Ferri Beejf... mierda"

"Hola......."

"Hola. Este es el contestador automático del número.... ¿qué número era?"

"Hola. Este es el contestador de Fabrizio Fe... y es automático. Ya."

"Hola. Este es el contestador automático de Fabrizio Ferri Benedetti"
(y tiene su voz, toma ya) "Si quieres, puedes dejar un mensaje después de la señal. Gracias" (¿De qué?).

Tras infinitas tomas falsas, el mensaje definitivo se queda grabado en la microcinta, o en el chip de memoria: tras el molesto beep, uno puede dejar el dichoso mensaje. Como ya he mencionado más arriba, sin embargo, nadie deja mensajes, o casi nadie. A veces hay intentos de mensajes, o mensajes que no aportan ninguna información:

"Hola, soy yo, llámame cuando puedas"
[¿Yo? ¿Qué yo?]

"Hola señor Ferri, ibamos a decirle que ha ganado la lotería, pero al no estar usted en casa, se jode"

"Holaaa... ¿estás ahí? Contesta por favor... ¿eo?"
[¿Cómo voy a contestar, si no estoy?]

"Otro día llamo"
[Sí, pero quién eres]

"Mire, llamo de Xanadú Corporation. Por favor, vuélvanos a llamar al número ffdjs"
[Lo dijo demasiado rápido, ¡maldición!]

Luego hay mensajes que sencillamente acojonan: como esos que consisten en medio minuto de silencio, roto únicamente por golpes de tos o un jadeo: podría ser un niño, una persona despistada que se ha quedado pensativa tras el beep, o sencillamente un lobo de otra dimensión. Nadie lo sabrá nunca.

Me doy cuenta de que dejar mensajes en un contestador es difícil. Es palabra grabada, queda constancia de ella, y a la gente no le gusta dejar huellas por donde va. Además, no gusta hablar a una máquina. Grabar un mensaje vocal en perspectiva, es como escribir un e-mail, pero en tiempo real, y sin corrector de ortografía. El esfuerzo cognitivo que supone todo ello hace que nuestra voz al grabar un mensaje suene estúpida.

Personalmente, cuando no sé qué decir, y para no malgastar los céntimos que cuesta establecer la comunicación, dejo este mensaje (después de ponerme un par de gafas negras):

Sé que tenéis miedo. Nos teméis a nosotros. Teméis el cambio. Yo no conozco el futuro.

No he venido para deciros cómo acabará todo esto. Al contrario, he venido a deciros cómo va a comenzar. Voy a colgar el teléfono y luego voy a enseñarles a todos lo que vosotros no queréis que vean. Les enseñaré un mundo sin vosotros. Un mundo sin reglas y sin controles, sin límites ni fronteras. Un mundo donde cualquier cosa sea posible. Lo que hagamos después, es una decisión que dejo en vuestras manos.


El problema es que luego no sé cómo reaccionará la secretaria cuando lo oiga.

# - Escrito por Fabrizio el 2004-07-09 a las 01:00


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://fbenedetti.blogalia.com//trackbacks/20104

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.167.242.107 (992af58b67)
Comentario

Ver historias anteriores