Patágoras el maestro, y Kallistus, su discípulo, caminaban lentamente por la senda pedregosa que iba desde la playa hasta la ciudad. El día era soleado y cálido, y el sudor bañaba la frente de ambos.

- Maestro... - empezó Kallistus.

- Dime - contestó Patágoras, parando en seco.

- ¿Podrías hablarme de esa férrea ley que debe respetar todo filósofo? - preguntó el joven.

- Todavía no - repuso Patágoras.

Éste reanudó su andadura, y Kallistus le siguió. Pasaron por el viejo olivo y por el acantilado. Kallistus seguía dándole vueltas al asunto. Se le notaba concentrado.

- Maestro... ¿por qué no puedes decírme esa ley ahora?

- No ha llegado aún el momento correcto - contestó arisco Patágoras.

Se puso a caminar otra vez, a mayor velocidad. Separó ligeramente su trayectoria del sendero, y se internó en una pista de trashumancia, llena de excrementos de oveja. El discípulo le seguía con gran dificultad.

De repente, Kallistus tropezó con una roca que sobresalía del terreno, cayendo de espaldas y lanzando un gritito de sorpresa. Patágoras, asustado y aliviado al mismo tiempo, ayudó Kallistus a levantarse, quitándole el polvo amarillento de la toga.

- Por fin. Ahora ya estás listo para que te diga la ley del filósofo - dijo el anciano con una leve sonrisa.

Kallistus miró a su maestro con perplejidad, mientras se masajeaba el fondo de la espalda.

- ¿Y cuál es?

- "Nunca te pongas a filosofar estando en movimiento".

# - Escrito por Fabrizio el 2004-08-26 a las 01:00


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://fbenedetti.blogalia.com//trackbacks/21016

Comentarios

1
De: Algernon Fecha: 2004-08-26 21:54

Ley que he comprobado hoy mismo, por cierto :D



2
De: Anónimo Fecha: 2004-08-26 21:56

Primum vivere, deinde philosophare.



3
De: SIR Fecha: 2004-08-26 22:14

Hay textos muy infravalorados y repletos de tanta sabiduría o más que muchos de los más presuntamente "serios" que solemos leer a veces...



"El Principito fue a ver nuevamente a las rosas:

- No sois en absoluto parecidas a mi rosa; no sois nada aún -les dijo-. Nadie os ha domesticado y no habéis domesticado a nadie. Sois como mi zorro. No era más que un zorro semejante a cien mil otros. Pero yo lo hice mi amigo y ahora es único en el mundo.

Y las rosas se sintieron bastante molestas.

- Sois bellas, pero estáis vacías -les dijo aún-. No se puede morir por vosotras. Sin duda que un transeúnte común creerá que mi rosa se os parece. Pero ella sola es más importante que todas vosotras, puesto que es ella la rosa a quien he regado. Puesto que es ella la rosa a quien puse bajo una campana de cristal. Puesto que es ella la rosa a quien abrigué con un biombo. Puesto que es ella la rosa cuyas orugas maté (salvó dos o tres que se hicieron mariposas). Puesto que es ella la rosa a la que escuché quejarse, o alabarse, o también, algunas veces callarse. Puesto que es mi rosa.

Y se volvió adonde estaba el zorro:

- Adiós -dijo.

- Adiós -dijo el zorro-. He aquí mi secreto. Es muy simple: no se ve bien sino con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos.

- Lo esencial es invisible a los ojos -repitió el Principito, a fin de acordarse.

- El tiempo que perdiste por tu rosa es lo que hace a tu rosa tan importante -dijo el zorro.

- El tiempo que perdí por mi rosa... -dijo el Principito, a fin de acordarse.

- Los hombres han olvidado esta verdad -dijo el zorro-. Pero tú no debes olvidarla. Eres responsable de para siempre de lo que has domesticado. Eres responsable de tu rosa...

- Soy responsable de mi rosa... -repitió el Principito, a fin de acordarse."



Feliz verano y feliz comienzo de curso, Fabrizio. Desde Galicia los hay que nos acordamos de ti y esperamos que estés disfrutando de estos días :)





Hubiese querido enviarte un mail, de parte mia y de unos amigos, pero no ha sido posible :_) Hasta dentro de bastante no voy a poder volver a tocar un pc, así que no sé cuándo podré.

Ha sido un bálsamo poder leer todos los posts que has acumulado en este tiempo, Faber :) La Cosa Húmeda ha tildado nuestras vidas en ciertos momentos con mayor asiduidad que películas, libros y demás "trasfondos intelectuales de occidente" a nuestro alcance, así que puedes sentirte orgulloso... ;) Será un placer volver a leerte de nuevo.

Saludos de la Panda del Buitre (o, como yo hubiera preferido que se nos conociese, debido al nombre que usa nuestro grupo de frikipatosos villanos dungeoneros en las partidas de rol que solemos jugar, La Orden Antiélfica del Dragón a Rayas!).


Siempre con prisas, siempre con prisas... Hale, ya me voy... :D



4
De: Is-Land Fecha: 2004-08-26 22:18

(Espero que SIR estuviera sentado cuando escribió aquello...).



5
De: Algernon Fecha: 2004-08-27 08:03

Gracias SIR, amigo mío, y gracias a toda la panda del buitre :,)

Espero conoceros a todos en persona algún día (tengo pendiente una visita a Galicia)...



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.156.67.122 (20fa5e6ad8)
Comentario

Ver historias anteriores