- Hola...

- ¿...?

-¡Hola! ¡Eooo!

- ¿Qué... quién está hablando en voz baja?

- Soy Yo.

- Ah. Eres tú. Quiero decir, eres Yo.

- Por así decirlo... Yo soy tú. Bueno soy tu pequeño Ego..

- Fascinante. ¿Por qué eres tan pequeño?

- Adivina.

- ¿Falta de autoestima y todas esas polladas?

- Psé. Me diste poco de comer.

- No es culpa mía.

- Eso dicen todos. Podrías apadrinar a un Ego, ¿sabes? Cuesta poco.

- ¿Cómo funciona? A lo mejor me interesa.

- Bueno, tienes que piropear a una persona durante un minuto todos los días. Eso hará que el pequeño Ego pueda comer.

- Suena simple.

- Lo es. Además, te lo deducen de los impuestos.

- Me apunto... oye, ¿y este otro quién es?

- Es tu Ello. Será mejor que pases de él

- Bwa-ha-ha-ha, ¿qué passa tron? Tengo hambre.

- ¡Eh! ¡Aléjate de la nevera! ¿Serás grasiento?

- Ha-ha, ¿y qué? Mmm, mayonesa, qué rica...

- Sigh.. es realmente guarro.

- Pero es divertido... A veces.

- ¿Puedo entrar? Dios mío, este sitio apesta... tendré que llamar a Sanidad...

- Esto... ¿y tú quién eres?

- Soy tu SuperEgo, por supuesto. Me extraña que no lo sepas. ¡A estudiar!

- S-sí... iba a ponerme enseguida pero...

- Bwa-ha-ha, tíooo, ¡ven a ver lo que ponen en la Primera!

- Oh no...

- ¡Quíta enseguida esos zapatos del sofá, so cochino!

- ¡Parad yaaaa!

- ¿Qué?

- ¿¡Es que no puedo tener una personalidad normal, como todos?!

- Es evidente que no: tú te lo has buscado, muchacho. Haber estudiado Ingeniería de Montes.

- Bwa-ha-ha, ¡ingeniería de montes, ha-ha!

- ...

- Quiero decir... las personas normales ya tienen suficiente con cinco o séis rasgos de personalidad... ¿por qué tengo que cargar yo con proyecciones de mis estructuras inconscientes?

- Debe ser algún tipo de licencia poética...

- Yo diría que es exhibicionismo del bueno. Je.

- Haha... ¡de montes! ¡Ha-ha-ha!

- En fin muchachos, ya está bien por hoy... yo quiero irme al sobre.

- Muy bien dicho. Mañana te espera un duro día de trabajo. Y si no rindes lo suficiente...

- Erm... * bostezo *... ronf ronf...

- Hey, alguien más está entrando.

- Oh no. ¿Quién es esta vez?

- ¡Soy tu Empatía! [Pestañeo rápido]

- ¡ARGGGH!

# - Escrito por Fabrizio el 2004-10-14 a las 01:00


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://fbenedetti.blogalia.com//trackbacks/22211

Comentarios

1
De: Dem Fecha: 2004-10-14 21:59

jejeje Genial la aparición estelar de Empatía pestañeando (me la imagino en plan manga jajaja).



2
De: morri Fecha: 2004-10-14 22:09

Ahora es cuando viene el reto:
¿Para cuando la versión audio-post? Con 4 y 5 personajes debe de ser la repera,XDDD



3
De: Flip_ando Fecha: 2004-10-14 22:29

El audioooooooooooooo...¡tengo mono caro Fabrizio!



4
De: Gerardo Fecha: 2004-10-14 22:42

JA, JA, JA!!!!
XDDDDDD
Creo que has tocado techo, no puedes superar este post.
XDDDDDD



5
De: Algernon Fecha: 2004-10-14 22:49

Hay un cortometraje, no recuerdo el título (maldita sea), que iba precisamente de esto... era buenísimo... es reciente además: es una persona que se encuentra de repente con una docena de facetas de sí mismo en el piso... su lado masculino, su lado femenino, su lado homosexual, su lado hortera, su lado maternal, el niño que hay su interior, etc... Realmente brillante.

Ojalá alguien pueda ayudarme a identificarlo :)



6
De: Flavio Fecha: 2004-10-15 09:20

Yo también recuerdo el cortometraje. Era buenísimo. Era francés? No me acuerdo...

BUENÍSIMO EL DIÁLOGOOOO!

Si quieres te ayudo a hacer las voces :D

Fla



7
De: Gonzalo Fecha: 2004-10-15 19:15

Desde luego, eres ingenioso



8
De: Brunhilda Fecha: 2004-10-15 21:27

Algie, ¿adoptas mi ego? :P



9
De: grager Fecha: 2004-10-16 19:45

Madre mía, qué mal estáis los cuatro!



10
De: Ardibeltza Fecha: 2004-10-17 20:36

¡muy logrado...!
a mí me ha recordado también la escena del camarote de Una Noche en la Opera (¿o era otra de los Marx?). Porque creo que tus egos, superyoes y empatías no caben en tu cuarto.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.196.127.107 (ac72f700ee)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?

Ver historias anteriores