Los seres humanos adultos somos animales de conducta compleja, a veces incomprensible.

Por ejemplo, ¿por qué alguien que consideramos "amigo" nos retira de repente la palabra, sin decir ni pío?

Si las dos personas involucradas fueran niños, la cosa sería mucho más transparente, y se resolvería con dos puñetazos limpios y unos gritos. Al ser miembros de una sociedad "adulta", por otro lado, lo que ocurre es todo lo contrario, verbigracia, que al clamor de la pelea se prefiera el silencio inquietante de la marginación.

Resulta muy desagradable, para una persona, el que le cierren de forma súbita el canal de comunicación. Más aún cuando no está claro el motivo de tal conducta. Si la persona afectada tiene una poderosa imaginación, empezará a concebir en su cabeza cualquier tipo de causa, por nimia que sea, que haya podido llevar al accidente trágico.

Cuando un amigo nos retira la palabra, ocurre un fenómeno de sensibilización: nos volvemos más atentos a cualquier estímulo que venga de la parte contraria; aumenta la suspicacia, y la susceptibilidad; una sola palabra -que antes podíamos ignorar- se convierte en un torrente de significados ambiguos y potencialmente hostiles. Un mirada, una idea, una reflexión colateral emitida por quien nos abandonó, adquieren la intensidad de gritos monstruosos, que resuenan en la conciencia como tambores de guerra.

El silencio de un amigo es una cacofonía horrible.

¿Y por qué una persona elige el silencio por encima de la explicación verbal? Quizá no sea tan "amigo" como creíamos. O tenga una concepción de la amistad que nosotros no alcanzamos a comprender. Puede que se trate de pura y simple acobardamiento. O que tenga miedo, sí, pero no de hablarnos a la cara, sino de decirnos cosas que nos podrían herir. ¿Es el silencio una forma de protección mutua o es -por el contrario- el aspecto más primitivo de la timidez? Tal vez, ambas cosas.

¿Qué hay que hacer para restablecer la "conexión" con el amigo perdido? Si después de unos cuantos tanteos el silencio encontrado resulta áspero y duro, irrompible, es mejor esperar. El tiempo acalla los gritos interiores y enfría el ánimo encendido. Los goznes de las puertas hostiles terminan por ceder ante la paciencia y la tolerancia. No hay que dar vueltas alrededor de las murallas, soplando en trompetas y esperando derrumbar las defensas de la fortaleza cerrada. No hay que atacar, ni acosar -aunque la tentación sea irresistible.

Lo que se busca no es derrotar al que antes fue nuestro amigo, sino esperar a que se de cuenta de que no queremos nada malo para él. Y aunque el silencio parezca necesitar ruido -como el vacío ser llenado- hay que respetarlo, por lo menos durante un tiempo prudencial.

Al final, todo termina por salir a flote.

# - Escrito por Fabrizio el 2005-01-06 a las 01:00


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://fbenedetti.blogalia.com//trackbacks/25113

Comentarios

1
De: Gorka Fecha: 2005-01-06 17:12

Es cierto que el esperar no siempre soluciona los silencios, Wendeling, pero a veces el tratar de hablar sobre esos silencios, el tratar de reconducir las cosas, sólo lleva al enrocamiento de posiciones y a convertir los silencios incómodos en silencios hostiles.

Somos unos bichos muy complicados en nuestras conductas sociales :P



2
De: frank Fecha: 2005-01-06 22:22

tambien dejan el msn abierto y se van por ahi, nunca se sabe



3
De: frank Fecha: 2005-01-06 23:48

*Al leer estos comentarios Brunhilda se pregunta si el tiempo en el que la gente interactuaba socialmente en vivo (i.e. se iba a tomar un café a una cafetería y esas cosas....) está a punto de finalizar de forma inexorable*



4
De: frank Fecha: 2005-01-07 16:47

Y a riesgo de parecer un poco borde...

... y dado que en un cacharro de estos uno publica cosas que le pasan...

... ¿te parece bien publicar eso aquí?...


No sé, tío. Sólo te puedo decir una cosa... no fuerces a hablar a quien ha elegido el silencio. Seguramente haya una razón. Y si no vuelve a hablar contigo, pues chico, un amigo menos. Mejor darse cuenta con un silencio que con una gran traición.

Sans.



5
De: frank Fecha: 2005-01-07 21:36

Y si el silencio viene cuando lo has dejado con la novia....ya no te digo lo que se puede pensar....y supongo que imaginais lo que se puede sentir.



6
De: frank Fecha: 2005-01-07 21:49

Una maravilla, que viene (o no) al caso. Una animación flash en plan videoclip de una canción titulada She blocked me. (En Koreus. El autor de la canción hace simpáticas parodias (merece la pena visitar su web)

No sé si los enlaces irán bien, lo siento pero tengo los dedos tontos...



7
De: mamots Fecha: 2005-01-08 15:17

a veces el silencio dice mas que mil palabras. el silencio es muchas veces sintoma de el agolpamiento de pensamientos que se atascan al intentar pronunciar las palabras que los identifican.



8
De: mamots Fecha: 2005-01-10 11:39

Brunhilda: No :)

--
SegFault



9
De: Anónimo Fecha: 2005-01-14 23:56

Qué, sigue JR pasando de ti?, o ahora es otro?



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.162.91.86 (067874a541)
Comentario

Ver historias anteriores