- Será mejor que no lo hagas - dijo el héroe.

- No vas a impedirlo - dijo el científico loco.

El científico loco estaba apoyado con inseguridad a una gran palanca. Si hubiera aplicado una presión mayor, la palanca hubiese terminado su movimiento, y el mecanismo habría destruido el planeta. Por completo. Reacción-en-cadena. Big-badaboom. La mecánica de la destrucción no importaba.

- Siempre había esperado este momento - reveló el científico loco con voz emocionada.

Vestía una bata blanca manchada de reactivos químicos, quemada en varios puntos. Detrás de sus gafas se escondía una mirada que mezclaba la ira, el cansancio y la locura en partes iguales. Su aspecto desaliñado inspiraba piedad en el observador, y sus manos se aferraban a la palanca como las garras de un pájaro.

El héroe, desde su posición, podía vislumbrar la blancura de los huesos, y el cauce de las gordas venas que trepaban por la muñeca del científico.

- No tiene porque terminar así, doctor. Se le puede rehabilitar. Se le puede curar - sugirió el héroe.

Él era el héroe. Genuinamente comprensivo. Ingenuo, tosco, hermoso. Su limpia mirada inspiraba confianza: era la cara sonriente del sistema, puño de hierro en guante de seda. Estaba convencido que lo que hacía era para el bien de la humanidad. Pensaba que había algo bueno para lo que luchar.

- Claro... curarme... - dijo el científico, sonriendo con infinita tristeza.

- Venga conmigo, doctor - ordenó el héroe.

- Querrás saber por qué lo hago. Querrás saber qué es lo que me impulsó a dejarlo todo, a proyectar y construir una máquina como ésta - aventuró el científico loco, describiendo círculos con sus brazos, indicando la parafernalia mecánica que le rodeaba.

- Puede contármelo luego - dijo el héroe, acercándose.

- ¡Para! ¡No des un paso más o freiré este jodido planeta! - gritó el científico con un alarido, tensando sus pocos músculos. La palanca se había movido un centímetro. Una gota de sudor frío recorrió la frente lisa del héroe.

- Está bien. Habla - dijo, rindiéndose. El loco necesitaba hablar. Quería que alguien le escuchara.

- Tú no lo comprendes, jamás lo comprenderás. No eres más que un bonito títere en mano a poderes invisibles. Sirves ideales que no existen, a jefes que mienten, a una civilización que no tiene nada de humano. Tú no eres capaz de ver más allá de los hechos, del dolor, de la maldad primaria e intrínseca que supone sufrir - espetó el científico.

- Yo soy lo que soy, viejo. No pretendas cambiarme - se defendió el héroe, con dignidad.

- ¡Yo no quiero cambiarte! ¡Yo no quiero nada! ¡No quería nada! Yo era joven... inocente... pensaba que el conocimiento me daría la felicidad... que me haría libre... creía en las fábulas, en los relatos de riqueza, de gloria, de bienestar ilimitado... habría muerto para defender al sistema. Habría dado cualquier cosa para que siguiera en pie.

- ¿Y por qué cambiaste de parecer? - preguntó el héroe.

- ¿No lo ves por tí mismo? Todo es mentira. Estamos inmersos en ella, vivimos en su interior. Nosotros mismos somos mentiras.

- No entiendo.

- La gente vive su vida persiguiendo metas irreales, sin sentido. Se predica una cosa para hacer otra. Se respira la contradicción, la incoherencia, como si fuera el aire que nos rodea. La corrupción es algo normal, es el pan cotidiano. Los auténticos criminales son aclamados, los inocentes son perseguidos. Se promueve el vacío, la falta de pensamiento crítico, el abandono de las propias ideas. ¿Y sabes qué es lo que más me desconcierta de todo esto? - preguntó el científico loco, jadeante.

- No, dímelo - repuso el héroe.

- Que es lo normal. Que nadie se sorprende por descubrir todo esto, sino que lo considera natural como la vida misma. Que no se persigue al malhechor, sino que se le premia. Que abunda la ignorancia, la cobardía, la pasividad... esa falta de iniciativa que leo en los ojos del rebaño, en la masa... Yo odio la masa... odio la humanidad, odio la forma en que se oculta de sí misma, sus placeres idiotas... odio su forma de rechazar lo que es diferente, su incapacidad para percibir lo profundo, para trascender su experiencia miserable...

- Quizá tengas razón - comentó el héroe, sombrío.

- ¿Me comprendes? ¿De verdad me comprendes? ¿Puedes sentir tú también lo que yo siento? Me rechazaron. Me apartaron de su vista cuando ya no les servía. Intentaron eliminarme cuando les mostré sus faltas, sus errores. No querían escucharme. Lo perdí todo por ser coherente con esos mismos ideales que profesaba... ésta es mi tragedia, es la tragedia de todos. La vida es una jodida tragedia, héroe. Y puesto que no la puedo cambiar, la eliminaré. La borraré de la faz del universo

- Todavía hay esperanza. Yo te creo: no todos somos como los que tú describes, te lo aseguro - dijo el héroe, dando algunos pasos hacia el científico.

- Entonces... entonces... - balbuceó el viejo loco, temblando.

- Ven conmigo. Todavía podemos cambiar ésto.

- Yo... yo creía que estaba solo. Que no había nadie que...

Transcurrió un minuto eterno. Finalmente el científico loco quitó sus manos de la palanca, mirándose las palmas enrojecidas como se mira el arma de un delito. El héroe se acercó a pasos resueltos, y tomó de la muñeca al científico.

- Eres una persona interesante, viejo. Pero debo confesarte algo - comentó el héroe.

- ¿El qué? - preguntó el científico loco.

- Mentí.

Dicho esto, el héroe arrastró al científico loco por el suelo, hacia la salida del complejo.

# - Escrito por Fabrizio el 2005-05-11 a las 11:44


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://fbenedetti.blogalia.com//trackbacks/29633

Comentarios

1
De: Adrià García Fecha: 2005-05-11 12:54

Muy bueno como siempre :)



2
De: muad_did Fecha: 2005-05-11 13:38

No nos olvidemos de la moraleja... "cuando tengas un dipositivo de aniquilacion planetaria al alcance... !usalo antes de que el heroe te convenza!". De verdad es que no aprenden!!. Magnifico texto didactico-realista.



3
De: Bronch Fecha: 2005-05-11 14:23

Siempre habrá "heroes" pero también quedarán heroes.



4
De: La Mula Francis Fecha: 2005-05-11 14:34

Que triste.

Si el científico no hubiese sido tan egocéntrico e infantil (si no lo puedo tener, que no lo tenga nadie;creyendose el único con pensamiento crítico) se podría haber aliado con otros que pensasen como él. Tal vez una alianza, siempre mas poderosa que un solo individuo, pudiese hacer algo para cambiar las cosas.



5
De: Kronoss Fecha: 2005-05-11 14:54

Realmente el creer haber encontrado a tan sólo una persona que pudiera pensar como él, aliarse con él, fue su perdición.



6
De: juan Fecha: 2005-05-11 15:50

vaya chasco al final...

alguien mas lleva toda su vida deseando que en este tipo de pelis alguna vez ganen los malos?
yo desde que tengo uso de razon espero que alguna vez muevan la palanca, pulsen el boton o hagan algo.

señores malos, hagan su trabajo de una jodida vez!!
si son tan malos, por que los enternece una mierda-heroe seguro que siliconado?

ya no queda maldad ne este mundo.
asi nos va.



7
De: SegFault Fecha: 2005-05-11 16:35

juan: Watchmen. ¿Gana el malo?

--
SegFault



8
De: mewt Fecha: 2005-05-11 17:50

juan, quieres que pulsen la palanca y se vaya todo al garete? Pues nada mas que veas la "Guia del autoestopista galactico" (ya esta en ingles, estara en espanyol en septiembre) te garantizo que no tendras que esperar ni cinco minutos ;-)



9
De: nfer Fecha: 2005-05-11 17:59

Hum...hay un botón y alguien que lo oprime de una vez y ya.
Y me pregunto, de otro modo, de a poquito, imperceptiblemente casi, ¿no estamos yéndonos al garete?
La pregunta viene a cuento de que, si es que sí, lo primero es darse cuenta...

Muy bueno el relato, Fabrizio.
Ya has visto que me ha llenado de preguntas.
Un abrazo



10
De: El forastero Fecha: 2005-05-11 21:23

¿No podrá ser que alguien ya haya apretado el botón solo que no nos dimos cuenta porque no era la reacción en cadena que esperábamos sino algo más sutil? Quizás los malos ya ganaron sólo que son pacientes.



11
De: nfer Fecha: 2005-05-11 21:44

Pues eso, Forastero, pues eso.



12
De: J.Lo. Fecha: 2005-05-11 22:14

Y los hay que mienten por causas nobles ;) y los que son como el cientifico en el mundo real. Demasiados.



13
De: Un Elucubrador Fecha: 2005-05-11 22:45

Hola, te pedimos que visites nuestro blog y nos comentes algo sobre lo
que en el planteamos. http://elucubradores.blogspot.com/

Un saludo,
Unos de los elucubradores.

PD: Te agradeceríamos mucho que nos ayudases a difundir nuestro blog:
http://elucubradores.blogspot.com/



14
De: Mars Attacks Fecha: 2005-05-11 22:47

Bonito homenaje al asunto de Jorge Cortell, si no me equivoco ;)



15
De: Algernon Fecha: 2005-05-11 22:51

En parte sí, Mars :)



16
De: Crystal Fecha: 2005-05-12 00:42

Me acabas de deprimir profundamente, Algernon... pero es bueno, sip.



17
De: Fernando Fecha: 2005-05-12 01:33

Que pena, al cientifico le falto leer este best seller de la autoayuda:

"Las 100 cosas que haré cuando un día me convierta en Señor del Mal"

52 semanas en el numero uno de las librerias de Mordor, Coruscant, Z'ha'dum, Mongo, SunnyDale.

"No llegara el septimo tomo de la serie, sin que yo aplique cada una de sus enseñanzas"

Voldemort

Que esperas para leerlo ya!!!

http://joegillis.f2o.org/archives/2003_10.html



18
De: Algernon Fecha: 2005-05-12 10:40

Fernando, eso es magnífico! Lo he puesto en Favoritos :D



19
De: lightme Fecha: 2005-05-14 22:03

Maldita sea mira donde se viene uno a enterar que los de Z'HA'DUM son unos novatos que todavia leen libros de esos...



20
De: arely Fecha: 2005-05-16 19:56

troste pero cierto...el c. loco posee la preocupacion de los ke piensan.... mientras ke lso ke se ciegan a la "felicidad" ke nos da el sistema son heroes....sbif snif....
me akabo de enamorar fabrizio...besos desde mexico



21
De: anibal Fecha: 2006-06-23 18:51

Hola Fabrizzio, me gusto el relato. Estoy tratando de crear un personaje de cientifico loco para un montaje Clown que quiero hacer y me dió muchas imágenes la lectura, sobre todo la de la visión del antihéroe. Quisiera saber si tienes alguna foto o dibujo que ilustre mejor cómo te imaginas al cintifico fisicamente y la ropa que usa. gracias.



22
De: anibal Fecha: 2006-06-26 18:52

soy anibal otra vez, mi correo es anibalpaez82@hotmail.com
si puedes escribeme y mandame fotos de cientificos locos.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.224.200.104 (dabf38fc40)
Comentario

Ver historias anteriores