El otro día vi un entretenido documental de la RAI acerca de la vida en Italia durante los años 60. Más allá del mero interés antropológico, un fragmento me llamó poderosamente la atención. En él, estudiantes que se presentaban a la maturitá (el equivalente italiano de la selectividad), hablaban acerca del examen, de sus miedos y de sus perspectivas futuras. Nada excepcional, si no fuera por un detalle en apariencia nimio: esos estudiantes hablaban italiano muy bien.

Soy consciente de que hablar de lo correcto o lo incorrecto en el lenguaje tiene un olorcillo autoritario, positivista e irritante - además de dar la impresión de que quien escribe vive en la perenne adoración del pasado. No voy a decir que hoy en día se habla peor el italiano; prefiero afirmar que hace cuarenta años - por ejemplo - quien hablaba italiano - mucha gente hablaba en dialecto local - lo hacía de una forma a mi entender más correcta y hermosa. Es mi opinión personal. Los elementos a mi disposición para formular el juicio estético anterior se basan en la experiencia.

La dicción, la prosodia, las construcciones sintácticas, la riqueza léxica, el uso de un vocabulario común... Los estudiantes de ese documental dominaban a la perfección todos esos aspectos del idioma. Hablamos de jóvenes de 18 años. No exagero cuando os digo que esos chavales nacidos en los 50 hablaban - y posiblemente escribían - mejor que muchos licenciados de hoy en día. Eso por no mencionar directivos, actores, presentadores de radiotelevisión...

Es como si en Italia, a partir de nosequé año, se hubiese perdido de forma generalizada el interés por hablar "bien" (y aquí vuelvo a subrayar la subjetividad intrínseca de mi aserto). El italiano estándar, que es una koiné, se habla sin ninguna inflexión prosódica, esto es, sin "cantar" o modular la voz de forma especial. El italiano oral clásico es tan "neutro" en su pronunciación que resulta difícil para un emisor poco entrenado disimular el acento de origen. Ocurre algo parecido con el castellano y sus múltiples formas orales (que me parecen todas únicas y estupendas, dicho sea de paso).

¿Por dónde iba? Ah sí, la prosodia.

El problema no radica en el acento, que puede ser más o menos pintoresco, sino en la relativa inmadurez de muchos hablantes del italiano, que es palpable (paladeable más bien). Casi todos los italianos jóvenes de hoy en día hablan de una forma característica que me es imposible de reproducir (a menos que la grabe y haga un podcast). La demarcación entre el "habla joven" y el "habla adulta" es tan nítida que se puede conocer la edad del emisor tan sólo oyéndolo leer un párrafo. Y eso me molesta, claro que sí. De lo contrario no hubiera escrito este post. ¿Que por qué me molesta? No lo sé.

Tal vez porque piense - no sé si es cierto - que esta imaginada regresión en la calidad del habla va de la mano con un nuevo y brillante tipo de intelecto bóvido, que emerge de un cerebro espongiforme cual neblina de pantano. Hoy en día, hablar como el futbolista Francesco Totti, famoso por su verbalidad tosca y primitiva, no sólo no causa antipatía, sino que se ha convertido en un modelo a seguir. Y Totti habla mal, señores, se lo puedo asegurar: un cerdo gruñendo tiene más clase (lo siento, no puedo reprimir mi aversión hacia cierto tipo de habla).

En fin, se ve que he nacido viejo, ustedes perdonen :-)

# - Escrito por Fabrizio el 2006-01-06 a las 19:19


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://fbenedetti.blogalia.com//trackbacks/36315

Comentarios

1
De: Flavio Fecha: 2006-01-06 19:52

Un pequeño detalle, el "italiano estándar", la koiné que usan los presentadores del telediario italiano, en realidad no existe. Y no es correcto que esta koiné no "modula" ni "canta": la prosodia del italiano contiene siempre un elemento rítmico que se basa en la alternancia de vocales breves y largas (restos del latín) y la agrupación fónica de sílabas según patrones fijos, que hace que algunas vayan más o menos rápidas que otras.

El italiano, al no poseer una normativa académica como la RAE española, sólo puede basarse en obras respetadas generalmente para intentar definir una norma gramatical escrita, pero el acto del habla es extremadamente variado e irregular: abertura de vocales, consonantismo...

Aunque tú creas que hablas un italiano neutro y estándar, cualquier italiano dirá que eres del Norte y más precisamente de una zona que va desde Liguria hasta Bolonia, con algún deje del sur de Mantua. Hay acentos más o menos fuertes, pero no es el acento el que determine la incorrección lingüística.

El problema de Totti y de los jovencitos de ahora no es el acento a veces insoportable, sino sobre todo la incorrección gramatical y léxica.

Repitiendo las palabras del gran profesor Carrera Díaz, la lengua italiana en general, como tal... no existe. Nadie habla "italiano" puro, porque el "italiano puro", no existe. Ni siquiera el florentino, que ya ha tomado connotaciones regionales, a pesar de ser la fuente del italiano "unificado" para la Literatura culta a partir de la Edad Media.

Pero bueno, todo es mucho más complejo y se podría hablar horas y horas.



2
De: okeimakei Fecha: 2006-01-06 20:07

He conocido unos cuantos jóvenes italianos, y puedo decir que los de las partes del sur, Sicilia y Calabria, hablan mucho más bonito y con mucho menos acento que los de Roma o Turín, que se dan a entender un poco más, pero a cambio no suenan tan modulados. Igual, siempre me ha parecido que el castellano es un idioma mucho más fácil de corromper. Además, el italiano tiene menos muletillas, como las de "neng" en España, o guey y osea en México.



3
De: LPDLT Fecha: 2006-01-06 23:21

Creo que no vas desencaminado en tu análisis. Yo añadiría que el empobrecimiento no afecta tanto a la prrimacía de un aceto u otro como al descuido de la norma y al desprecio de la elegancia lingüística. Pero el fenómeno no es privativo del italiano. En español ocurre tres cuartos de lo mismo. Supongo que se tratará de un fenómeno relacionado con la cultura de consumo y con los modelos impuestos por los medios de comunicación. ¡Si sólo fuera un rasgo de edad! Conozco a muchos adultos que usan un español zarrapastroso.



4
De: malambo Fecha: 2006-01-07 03:14

Decadencia cultural le llaman. De este otro lado del océano la cosa está mucho peor. No sólo los adolescentes tienen graves carencias de léxico, tan profunda que no les permite comunicarse más allá que con los integrantes de su tribu, sino que se ha propagado una moda entre las maestras que consiste en no corregirles las faltas de ortografía a los niños.

Es decir, el mal se ha institucionalizado y según se puede prever, la cosa empeorará. El Ministerio de Educación de la Provincia de Buenos Aires, eso sí, sigue muy preocupado en mejorar las técnicas pedagógicas y dejan olvidada en un rincón la sustancia de lo que se debe transmitir.

Final: Los alumnos no aprenden y los maestros se han convertido en una especie de showmans que tienen la obligación de entretener, transmitir efectivamente la nada antes que enseñar. Como siempre, resulta que es imposible tener palabras si no se tienen conceptos y no se tienen conceptos si no se los aprende.



5
De: BioMaxi Fecha: 2006-01-07 03:32

Yo creo que es cosa de la educación, y que es un mal global. A los que aspiraban a la uni sesentera, les enseñaron a hablar poco después de la guerra. Esto tiene dos connotaciones. La primera, que por seguro la disciplina y la pedagogía eran muy diferentes que 50 años después. La segunda es que alguien tiene que levantar un país que sale de una guerra, y no creo que el porcentaje de universitarios sea el mismo hoy día que hace 40 años. Es decir, por un lado antes se enfatizaba más la corrección con respecto a unas normas en la educación, y por otro sólo una fracción de los educados, generalmente los mejores (o procedentes de familias de posibles, y por lo tanto mejor educadas, más que nada por haberse podido permitir una educación, y porque esa educación habrá influído en su posición), pasaban a la universidad. Hoy día ni se enfatiza tanto eso, ni la selección para entrar en la uni es tan brutal. Pero si me coges al hijo de un campesino sin estudios en los sesenta, y ahora, es mi esperanza que el de ahora hable mejor. Si no fuese así, entonces sí que podríamos hablar de decadencia cultural.



6
De: mewt Fecha: 2006-01-07 12:43

Lo de Totti y el romano cerrado (ese "romanaccio", triste sombra del casi extinto "romanesco") es una triste realidad. Afortunadamente en las universidades romanas se sigue hablando de manera inteligible. Lo que dice Maxi también es cierto, probablemente en toda Europa hemos rebajado el nivel cultural de la educación para (o como consecuencia de) conseguir un nivel cultural medio más alto. Las consecuencias a largo plazo son impredecibles, sólo esperemos que la cosa no degenere en un "neospeak" de 10000 palabras...



7
De: Flavio contestando a Okeimakei Fecha: 2006-01-07 13:22

Es muy impreciso decir que sicilianos y calabreses hablan "con mucho menos acento": justamente se trata de dos regiones que casi no se entienden al hablar por poseer un acento muy, muy cerrado y diferente a los demás.

Roma y Turín son a la vez muy diferentes entre sí. Roma es un acento central, muy propio, mientras el turinés se incluye dentro de los acentos del norte tirando a francés, para que nos entendamos.

El italiano es igual de fácil de corromper que el castellano, y tiene muuuuuchíiiisima muletillas, te lo puedo asegurar: cioè, mah, beh, boh, neh (en Lombardía y Piamonte), seh, mò (ambas muy emilianas y romañolas), ahò (en Roma), miii (en Sicilia), ué (en Nápoles), ciò (en Romaña)...

El "o sea" existe también en España, y "neng" no es una muletilla propiamente dicha.



8
De: mewt Fecha: 2006-01-07 14:49

A Flavio: Ahò, raggà, nnamo a fà 'na magnata e poi a piglià er caffè :-P



9
De: Fla a Mewt Fecha: 2006-01-07 17:52

Xà stét a dir, ragassól! Me a'n voj mía magner, vè! A sto bèin axé!

:^P



10
De: okeimakei Fecha: 2006-01-07 20:16

Bueno, yo decía de opinión personal, nunca he ido a Italia, y mi italiano es muy limitado, así que puesto que Flavio lo dice, pues es verdad.



11
De: banpiro Fecha: 2006-01-08 00:57

Soy erasmus y llevo solo tres meses en Italia (aunque sigo esta pagina desde hace bastante mas).
Vivo en Cassino,Fosinone (si, donde la abadia de Montecassino) y desde que estoy aqui oigo hablar el italiano de multitud de formas: napolitano, romano, ciociaro, algo de calabres en ocasiones y otras formas(entre ellas tambien la forma en la que hablamos el italiano gente de diversos paises e incluso la diferencia entre personas de diversas partes del mismo pais) y la verdad es que para mi ninguno hablani mejor ni peor,solo distinto y aunque a veces necesito alguna aclaracion con alguna palabra que no habia oido con anterioridad( sobre todo en el caso del napolitano) se pueden entender todas las formas y eso es loimportante, que la comunicacion se pueda producir (si,acabo de descubrir america,lo se).

Respecto a lo que decian algunos de que hay mas o menos cultura, yo nunca he creido que la forma de hablar tenga algo que ver con la cultura, sino mas bien con los circulos en los que te mueves y el vocabulario comun a tal circulo que hace tu forma de expresarte diferenciable de la de otro( los circulos pueden referirse a zonas geograficas,a profesiones o a grupos de aficionados a cualquier cosa).



12
De: Estefanía Fecha: 2006-01-08 15:40

Biomaxi (5), en los años sesenta había muchos campesinos que no habían podido ir jamás a la escuela y por tanto la mayor parte de ellos eran analfabetos y procuraban aprender de la escuela de la vida. Ahora hay mucha gente que va a la escuela obligatoria y termina sus estudios siendo analfabetos funcionales sin el menor interés en aprender.

No sé si es mejor.

Lo que sí me parece revelador es que en los años sesenta empezaron a estudiar en las universidades hijos de campesinos gracias a un sistema de becas estatales y hoy en día, si bien subsisten esos programas conozco a varios hijos de campesinos muy brillantes intelectualmente en una situación económica calamitosa que les impide desarrollar su vida profesional a pesar de tanto bombo y platillo de Fundaciones de ayudas y becas...



13
De: BioMaxi Fecha: 2006-01-10 16:12

Estefania, yo tampoco se si es mejor. Pero el caso es que, hablando de lo que hablabamos, del hablar, las diferencias de diccion se han suavizado. Apenas queda gente que hable tan cultamente como antes, pero a cambio el nivel vulgar cada vez es mas culto. Uniformidad, eso es lo que se pretendia con la educacion universal obligatoria, n'est pas?



14
De: fanshawe Fecha: 2006-01-11 02:18

Arrrggg... ¿hablas con acento bolognés? ¿Por qué?

En el año y medio que llevo por aquí me quedo con el acento toscano y con el siciliano, uno porque es un placer oirlo y el otro porque me suena la mar de musical.

Por abajo estarían los acentos de la Romagna (y eso que vivo en ella) y el Abruzzese, que no me suena bien al oído.

Claro que más me vale que me calle, porque estoy acabando por ser un sevillano que habla casi más dialecto anconetano que italiano (joder con mis compañeros de piso)...



15
De: leucipo Fecha: 2006-01-18 01:03

el nivel vulgar no puede ser culto, esto es una contradicción en si mismo,salvo que queramos permanecer en la mediocridad. la realidad es que el lenguaje se va tornando zafio por muchos motivos que sería aburrido enumerar, pasotismo, pereza, poca lectura, poca conversación,etc.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 107.20.120.65 (6a35924895)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?

Ver historias anteriores