De vez en cuando la gente descarga su libido violenta hacia la blogosfera.

Primero ha sido Antonio Burgos - del periódico ABC -, quien, haciendo gala de ese humor podrido que tienen la mayoría de periodistas de artículos de opinión, ha escrito la inolvidable pieza "Bandoleros de blog y foro". Es un típico artículo de esos que no causarían carcajadas ni siquiera en los círculos más selectos de buitres. Y es triste el uso que hace de la generalización, algo que en otro contexto periodístico sería imperdonable. El hombre se ensaña con gusto:

[...] las pintarraqueadas paredes de los excusados de la estación de Utrera eran un manual de respeto y cortesía al lado de los blogs.

Celebro que un periodista tenga un conocimiento tan profundo del folklore carpetovetónico de este país, y que considere que una pintada en un retrete tenga más estilo que cualquier blog. Más adelante, Burgos admite perderse, más o menos como se perdió en su día otro intelectual, Umberto Eco:

Ahora entras en los blogs y no sabes lo que te puedes encontrar. Pueden robarle a cualquiera la fama, el honor, la credibilidad. La verdad misma es desvalijada a cada momento. Nadie sabe con qué intenciones. Y nada digo de los parientes cercanos de los blogs: la familia numerosa de los foros. Piense un tema, por raro que le parezca, y de eso hay setenta foros y siete docenas de blogs. Enlazados y conectados unos con otros. Donde todas las famas son puestas en almoneda. Donde todo fundamentalismo tiene su asiento y su «nick». [...] Los talibanes nos tienen rodeados.

Vaya. Entras un blog y no sabes lo que te puedes encontrar. Tremendo. ¿Pasará lo mismo con un periódico? Claro que no. En un periódico ya sabes de antemano que vas a topar con burradas como el artículo de Burgos. El pensamiento de este hombre es contradictorio: no sólo no parece valorar la dimensión democrática de blogs y foros, sino que encima nos define como "talibanes". ¿No es asombroso?

Con la misma temeridad e impunidad de los blogs, unos bien pagados foreros, sin mayor formación que su mala baba y su falta de rigor, haciéndose pasar por periodistas, opinan de todo lo opinable, asaltan honor y fama ajenos, de los vivos y los muertos, y se inventan lo que quieren.

Parece a todas luces evidente que Burgos tiene miedo - que se caga por las patas de abajo, vamos. Tiene miedo a que alguien cuestione su infeliz formación de periodista en eso de contar cuatro cosas - ergo teme perder su silla, o algo por el estilo. La generalización y la falta de juicio en sus palabras es tal que siento vergüenza ajena por él. Pero hombre, ¿es que está mal eso de opinar? ¿Es un crimen? Pero qué pedazo de mierda de artículo, en serio. Qué pedazo de estiércol fachoide nos han servido en bandeja. ¿Se ha molestado Antonio Burgos en leer lo que se escribe en los blogs? ¿Ha hecho un muestreo estratificado de lo que hay en la blogosfera?

La cosa no acaba aquí (sigh).

Ayer, en El País Semanal, otro artículo de Juan Cueto me hizo saltar sobre la silla. Hace año y algo, a Juan Cueto le gustaban los blogs (con sus reservas). Pero ayer volvió al ataque con una boñiga titulada "Los ciberfachas":

Basta una vuelta mañanera por nuestras bitácoras o blogs, como yo hago luego del primer café, para darse de narices (interfaz 0,40 cm.:distancia íntima) con el ponzoñoso mundo subterráneo e hipermoderno de los ciberfachas, una nueva tribu o raza de españoles que, utilizando con destreza y gracejo las maquinitas, te proyectan en el túnel de las más viejas y oscuras ideologías locales.

Yo me pregunto qué tendrá en Favoritos este señor. Es increíble. ¿Qué hago? ¿Le envío mi blogroll? A ver si va a pensar que la blogosfera se reduce a cuatro blogs periodísticos de sus amiguitos de merienda. Luego, después de tomar su café, generaliza. Otra vez, sí:

Hay excepciones, todas las que se quieran, y algunas de nuestras bitácoras independientes (pongamos una docena y pico si exceptuamos los blogs narcisistas, de amor y pasión friki) son todo un ejemplo para nuestro periodismo de papel. Pero la mayoría de esos champiñones digitales están envenenados, son puro maniqueísmo procedente de las peores añadas nacionales, y, sobre todo, son una excepción casera a esas tres o cuatro nuevas reglas globales de los años 00 por las que se rigen las jóvenes generaciones: desinterés ideológico; hartazgo de la política; extensión del territorio de la lucha, que diría Houellebecq, y pasión desenfrenada por el yo en todas sus posturas.

Más o menos la pasión desenfrenada que tiene Juan Cueto al firmar sus artículos. Y es que no sólo se ha olvidado de que existen blogs - y muchos - de tendencia progresista, sino que parece limitar su espectro de análisis a una docena de bitácoras. En lugar de conocer el fenómeno en profundidad antes de escupir sus palabras, se lanza directamente al ruedo con estos abortos de pensamiento falaz. Para más inri no comprende qué es un blog, esto es, no entiende que un blog no es más que un vehículo tecnológico para CUALQUIER clase de opinión, pensamiento o eructo mental PERSONAL.

Es como si alguien dijera que todas las revistas de cocina son vegetarianas. Manda huevos, qué coraje, qué confianza en el propio criterio. ¿Quién quiere periodistas así? A mí que me informen los vecinos...

# - Escrito por Fabrizio el 2006-02-20 a las 12:52


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://fbenedetti.blogalia.com//trackbacks/37613

Comentarios

1
De: ecagirns Fecha: 2006-02-20 13:27

leí anoche el artículo de Juan Cueto y me pareció parcial, poco informado e irrespetuoso... ¿será que hay que estar en paro para encontrar blogs informativos, amenos e interesantes?



2
De: fanshawe Fecha: 2006-02-20 13:37

Pues fíjate que yo el artículo de Cueto me lo había tomado por otro lado...



3
De: Estefanía Fecha: 2006-02-20 13:51

¡Ahí, ahí! Juasss! XD



4
De: Laleft Fecha: 2006-02-20 14:08

Aunque es evidente -por lo que se viene leyendo en varios blogs- que este tal Burgos se ha despachado sin discriminación contra todos los blogs, me parece que, además de ser tu defensa un ataque (dicen que es la mejor), se me hace que caés en el mismo lugar afirmando, por ejemplo, que es previsible encontrar burradas en los periódicos. Claro, quizás nosotros, bloggers, no tengamos la responsabiliad profesional de justificar lo dicho.



5
De: Pedro Fecha: 2006-02-20 14:15

Un comentario es insultante que no añade ni datos ni argumentos. Una muestra que apoya el comentario de Eco.



6
De: milena de las sexperiencias Fecha: 2006-02-20 16:08

O sea, de todas las celebridades, soy la única que ha dicho alga mono en público sobre los blogueros.
Mmm, y el que no me cree que vaya a mi blog.



7
De: Pirx Fecha: 2006-02-20 18:21

milena, te creo. Yo soy así.

Algernon, esos iconitos no me gustan. Los de "añade este post a..." n sitios tienen un pase, pero el de "hay n comentarios" es mala cosa: tienes que descubrirlo entre varios y te oculta información (el número actual de comentarios) hasta que recurres al ratón. Los del enlace permanente y el de ir arriba, tampoco me gustan, pero bueno.

No soy un fanático de Nielsen, pero en este caso creo que lo que dice (o decía antes de cambiar de curro) se aplica muy bien.

Respecto a Burgos y Cueto, son periodistas. No te das cuenta de cómo escriben hasta que no escriben de algo que conoces. Y entonces piensas (bien pensado que eres) que es un error porque no están suficientemente informados sobre el tema en cuestión.

Después empiezas a plantearte que quizás estén igualmente mal informados sobre otros múltiples temas. Y entonces empiezas a vislumbrar cuál es la situación real: no tienen idea de casi nada.

Echa un vistazo a lo último de Paul Graham sobre cómo las agencias de relaciones públicas le dan la papilla a los periodistas.

Aunque el artículo que me gustó no lo localizo ahora, ni siquiera sé de quién era. Hablaba de cómo los periodistas para la mayoría de los temas no hacen ninguna investigación. A lo más que llegan es a contrastar "los dos" puntos de vista, incluso cuando uno de ellos es claramente la excusa de que te pillen en un renuncio.

Naturalmente, cuando uno de los puntos de vista es el suyo, no hay contraste que valga. El contrario es el demonio, corrompe a los jóvenes, provoca cáncer y engorda.



8
De: Algernon Fecha: 2006-02-20 18:28

Pirx, ojo, el número de comentarios también viene arriba, debajo del título :-P

Pero sí, creo que añadiré un numerito de texto al lado...



9
De: Bounty Fecha: 2006-02-20 19:07

Vamos a ver, Algernon: Primero hablas de Antonio Burgos. ¿Qué esperabas de un señor como ése? Pues lo que te has encontrado.
Pero a Juan Cueto le disculpo. Porque yo, que he trabajado en prensa escrita, en radio y en TV, de vez en cuando me he dado alguna que otra vuelta por blogs que pretenden (y digo "pretenden") ser periodísticos y dan ganas de vomitar. Cuando denomina a estos blogs (la gran mayoría) "fachas" o "nefachas" se queda corto. ¿Tú los lees? Se dedican a atacar a los medios tradicionales (prensa escrita, etc.) desde siempre, sin que esta guerra haya sido, hasta ahora, y ya ves, alguna que otra excepción, bilateral. No es de extrañar que un día a alguien como Cueto se le hinchen los huevos y diga "hasta aquí". Por otra parte, estoy de acuerdo en una cosa con él: Blogs, blogs, con calidad, se salvan una docena. Y te lo diglo como bloguera, primero, y lectora de blogs, después, desde hace casi tres años. Mira, no voy a hacerte la bola, no lo necesito, sabes que te aprecio desde hace mucho tiempo pero, hoy por hoy, casi el único blog que leo es el tuyo. Y, a veces, el de Javier del Pino, si no se deja caer a los pies de los amos de la cadena SER (honestamente no lo creo, pero para ingenua yo), que es, por cierto, la que yo escucho y merece todo mi respeto. Pero no soy tonta y sé que en todas partes cuecen habas. Ése sí que es (o era, hace mucho que no le leo) un buen blog periodístico. Y ahora que lo digo, me voy a dar una vuelta por su casa. Cibernética, claro.
Forte abraccio.



10
De: un dragon que lee Fecha: 2006-02-20 19:26

Fabrizio, Fabrizio.
Sobre Antonio Burgos ese rimador y periodista a sueldo , no merece la pena comentar nada. De Juan Cueto no entiendo su calentón, pero se define él sólo con esa generalizacion , así que tampoco merece la pena comentar nada.
La libertad de expresion en internet les jode a ambos; es una tribuna que no pueden controlar ni censurar. No pueden dirigir tu opinión y eso les escuece. Les molesta que cualquiera pueda escribir lo que se le antoje en un medio y que ellos "profesionales" del púlpito pierdan público , y también credibilidad. Leo blogs y tengo algunos en favoritos , por que me hacen gracia o me estimulan ,puedo estar o no de acuerdo con las opiniones expresadas en ellos; pero no creo que haga falta tacharlos de basura.
Yo ELIJO y punto.
Va a ser hora de hacerme mi blog.



11
De: okeimakei Fecha: 2006-02-21 02:24

"Qué significa blog? Bitácora, creo. Se cuelga en internet. Un blog es lo menos que se despacha en web. Un señor lo coloca para poner lo que se le ocurre, y para que, a su vez, los que lo lean añadan sus comentarios a calzón quitado."
1: El señor necesita hacer un poco de investigación. Blog viene de weblog, es decir, web(red, internet pues)-log(diario, bitácora).
2:Cuando fue la última vez que alguno de ustedes colgó algo o alguien en la red? En el primero de los casos, pues no es tendedero para secar la ropa, y en el segundo, eso sería homicidio.
3:Si alguien me dice como cuelgo un comentario a calzón quitado...

Y solo he tomado un párrafo. Quereis que siga?



12
De: hombrelobo Fecha: 2006-02-21 12:20

Que triste es la ignorancia ....



13
De: Pirx Fecha: 2006-02-21 13:52

Pero ¿Qué es peor? ¿La ignorancia o la indiferencia? ;-)



14
De: pablo Fecha: 2006-02-21 14:00

Los periodistas (al menos varios opoinólogos de la prensa establecida) vienen teniendo una reacción corporativa epidérmica en contra de los blogs. Es evidente, como dice Fabrizio, que están cagados en sus patas. Ven que el privilegio casi sacerdotal de ser los narradores/interpretadores de la real realidad que se autootorgan tiene bases endebles y los blogs los ponen en evidencia...



15
De: AlbertoO7 Fecha: 2006-02-21 15:03

Hace poco que he descubierto los blogs y me parecen justamente todo lo contrario de lo que dicen estos periodistas titulados. Estoy seguro de que habrá de todo en la villa del señor, pero me parecen en la gran mayoría de los casos SINCEROS, justamente por que no cobran dinero de unos medios con tendencias políticas, en la gran mayoría de los casos. Vivimos en la era de la comunicación, por eso hay tanta manipulación.



16
De: Vincenzo Fecha: 2006-02-21 15:25

Una de las diferencias es que estos señores no permiten que se critiquen su articulos en su propia casa, como si lo hacen muchos blogs.



17
De: C. Clavo Fecha: 2006-02-21 17:42

lo que no entiendo es porqué se empeñan en mezclar el medio con el contenido. Desde luego hay mogollón de cyberfachas, como hay mogollón de blogs curiosos, elegantes, de izquierdas, aburridos, abandonados, sobre aparatos, acerca de la política, sobre verduras o tecnología... Vamos, que no se puede generalizar. Los blogs dan acceso libre a la opinión de cualquiera que sea capaz de enviar un e-mail; no hace falta mucho más.

Así como cualquiera es capaz de enviar un e-mail, multitud de gente puede "ponerse un blog" como el que publica un anuncio en el segundamano.

Lamento que estos individuos hayan encontrado blogs que no les satisfagan, porque desde luego debe haberlos. Y si no, que visiten Blogger y "mejoren" los blogs desde dentro, si quieren...

Ay, Señoriiiito.



18
De: Hannah Fecha: 2006-02-22 11:22

Yo hace tiempo que he dejado de leer, ver y escuchar, ciertos medios de desoinformación (que no de comunicación) y me dedico a prensa digital alternativa y radio + tv idem, ya que me he cansado de pillarme cabreos gratuitos con lo que escriben y dicen algunos descerebrados que se tienen o los tienen cómo lumbreras del pensamiento -ultraconservador, claro- actual. Lo de Juan Cueto me ha extrañado, sobre todo las generalizaciones en las que cae... Pero todos podemos tener un mal día, vaya usted a saber.

Un buen artículo, Algernon.

Abrazos

Hannah



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.198.165.74 (a3c7513acd)
Comentario

Ver historias anteriores