El cacharro que estáis viendo sobre estas líneas es un sistema de terapia antidepresiva, concretamente para aquellas depresiones que resisten la acción de los fármacos o de la psicoterapia. O eso dice Cyberonics, la empresa que lleva comercializándolo desde el 2005. Desde que la FDA aprobara su uso, ya lo han implantado en medio millar de pacientes, con una operación que dura entre una y dos horas. Os preguntaréis qué es lo que hace el trasto.



Se supone que aplica trenes de pulsos eléctricos de treinta segundos de duración al nervio vago, cada cinco minutos, a lo largo de todo el día. Impulsos de 0.25 mA y una frecuencia que oscila entre los 20 y 30 Hz. En la patente no se dice gran cosa, pero sí he visto, buscando un poco, que esta gente ha solicitado patente para la aplicación de la VNS en movimientos involuntarios, migraña, fallos en el riego sanguíneo, ansiedad y TOC, autismo y bulimia. ¡Manda huevos, qué optimismo!

El nervio vago inerva toda la rama parasimpática del sistema nervioso autónomo, teniendo efectos de control opuestos a la rama antagonista, la simpática, resultando fundamental para la homeostasis. El nervio vago - resumiendo - es un "cable" conectado a los sistemas de relajación del organismo en su rama eferente (la que baja), y una fuente de datos sobre el estado de los órganos en su rama aferente (la que sube). El pensamiento que hay detrás de la VNS, pues, debe ser de lo más intuitivo: si se estimula el nervio vago ya se puede decir "adiós" a un buen conjunto de problemas - con lo cual no sé en qué se diferenciaría de un batacazo con una porra de madera.

Pero sigamos.

En el artículo titulado "Vagus nerve stimulation (VNS) for major depressive episodes: one year outcomes", los autores mencionan que hay un efecto positivo de la VNS a largo plazo en pacientes depresivos resistentes a las terapias tradicionales. Puede leerse en el abstract que han usado la Hamilton Depression Rating Scale, que es un sencillo cuestionario de 21 ítems que el doctor rellena observando / entrevistando al paciente. En lugar de usar autoinformes de depresión como el clásico BDI, esta gente ha dejado que fueran los doctores los que juzgaran la mejoría en los síntomas. Obviamente, en la web para profesionales, típico truño comercial con stock-photos de gente sonriendo, ponen la VNS en un pedestal.

Con todo, siempre hay algo que huele a podrido en Dinamarca (o en el NASDAQ). Como aperitivo tenemos una carta de ciudadanos pidiendo la retirada del VSN:

We strongly urge you to reject the pending Premarket Approval (PMA) application for Cyberonics’ NeuroCybernetic Prosthesis (NCP) System, more commonly known as Vagus Nerve Stimulation (VNS) Therapy, for the new indication of treatment-resistant depression (TRD), because the safety and efficacy of this medical device have not been established. The only randomized trial conducted (study D02) failed to demonstrate the efficacy of the VNS device for TRD, and the nonrandomized efficacy analysis submitted by the sponsor was deemed “highly questionable” by the FDA statistician

De hecho, cuando uno se para a leer el sumario de seguridad compilado por la Federal Drug & Food Administration, encuentra perlas. Por ejemplo:

Excessive stimulation at an excess duty cycle (that is, one that occurs when ON time is greater than OFF time) has resulted in degenerative nerve damage in laboratory animals. An excess duty cycle can be produced by continuous or frequent magnet activation (? 8 hours), as determined by animal studies. Cyberonics recommends against stimulation at these combinations of ranges.

El VNS interfiere además con la voz (el nervio vago, entre otras cosas, inerva los músculos de la laringe). Además la FDA mostró preocupación por el empeoramiento de algunos pacientes. Parece también que están haciendo publicidad deshonesta. Pero business is business, y el cachirulo cuesta 20.000 dólares. De momento, el debate sigue.

Personalmente encuentro el asunto bastante triste (deprimente también, ya que estamos). Tenemos una enfermedad, la depresión, de altísimo coste social, cuyos cuadros más fuertes y de peor pronóstico siguen escapando las terapias actuales en muchos casos. En este marco, llegan los de Cyberonics con un implante que recuerda la tecnología borg y la FDA lo aprueba, medio desesperada. Luego, como imagino que ocurrirá, el cachivache será retirado del mercado, no sin antes haber supuesto una pérdida de tiempo, dinero y recursos (y si pienso en la cantidad de aplicaciones para las que han solicitado patente me entran mareos).

Mientras tanto, los responsables se habrán forrado a costa de los pacientes.

P.D: Desdramatizando, que es gerundio: si uno/a quiere alegrarse con estimulación eléctrica, tiene a disposición un antiguo artilugio de reconocida eficacia y seguridad...

# - Escrito por Fabrizio el 2006-05-23 a las 21:29


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://fbenedetti.blogalia.com//trackbacks/40211

Comentarios

1
De: Der Pilgrim Fecha: 2006-05-23 23:10

Lamentablemente no me sorprende. Aún lo veo esto como la cúspide de la montaña del futuro.

Por cierto, si te dieran la facultad de crear un aparatillo de estos, ¿qué intentarías curar con ello? ¿O lo ves imposible?¿Nanomáquinas quizás?



2
De: Algernon Fecha: 2006-05-23 23:43

Pues no lo sé... lo primero que se me ocurre es un lobotomizador de políticos O:-)



3
De: anso Fecha: 2006-05-23 23:55

eso en nanomáquina... q miedo!!!! se te cuela por un agujerillo y t acaba estimulando la uretra



4
De: kikollan Fecha: 2006-05-24 00:25

La verdad es que suena muy extraño. Aunque por otro lado, la FDA es un organismo bastante serio... ¿Pensais que es un timo directamente o solo precipitación?



5
De: Nfer Fecha: 2006-05-24 04:02

Décadas atrás, mi madre que siempre me encontraba alguna enfermedad - de hecho y a pesar de sus amorosos esfuerzos todavía hay algunas que no me han llegado, están en lista de espera - consultó a un viejo y sabio médico de campo que luego de mucho oír y mirar, y sin tanta parafernalia, le dijo a mi madre que yo era de esas personas que tienen cierto "desequilibrio" entre el vago y el ¿parasimpático o simpático? (perdón por mi ignorancia)...el caso es que concluyó que mi madre dejara de amolar con que no soy "normal" por algún trastorno de ese tipo ya que cualquier intervención de fuera podría significar alteraciones inesperadas e indeseables.
Creo que no ha cambiado mucho la cosa...el "soma" de 1984 sigue sobrevolándonos, y cada vez más gente habla de depresión con la misma ligereza que de la moda de la temporada (y a veces con mayor ligereza), medican y se automedican, y ya lo dijo alguien hoy en otro blog: "De ninguna rama del saber se habla más a la ligera que de lo que sabe la ciencia de la mente."



6
De: luis amezaga Fecha: 2006-05-24 08:14

Parece que el aparatito desea abarcar mucho campo de acción. Eso ya es sospechoso. Se habla de movimientos involuntarios (¿Parkinson?) . Alguna utilidad le buscarán, pero que vayan definiendo la cosa. A primera vista lo que da es dentera.



7
De: Topo Universitario Fecha: 2006-05-24 11:21

Sin haber leído el artículo, se me ocurren algunos posibles problemas del estudio:

1.- Si sólo evalúan las mejoras en la depresión, estás obviendo todos los posibles deterioros en otras facetas de la salud. Si uno propone matar a todos los depresivos, el resultado que va a encontrar será que ningún depresivo manifestará ya síntomas.

2.- No sé si los médicos que hacen la evaluación de los síntomas de depresión en la fase post saben que los pacientes han sido sometidos a tratamiento. Si saben que los pacientes han sido tratados, no sabes si la mejora es debida que los pacientes están mejor o a que los médicos asumen que están mejor y puntúan conforme a esto.

3.- No hay grupo de control. Por tanto, no sabes si la mejora en la depresión se debe a evolución natural del grupo o gracias al tratamiento.

4.- Hay dos pacientes que no entran en las medidas de la fase post. Sin embargo, sus datos sin que son utilizados para la fase pre. Dado que la significación de los resultados se consigue por los pelos (p = .045) habrá justificar claramente por qué se hace esto.



8
De: Nfer Fecha: 2006-05-24 11:35

luis,
el Parkinson *tampoco* es -solamente - movimientos involuntarios...
Dicho de otra manera, los medicamentos antiparkinsonianos son usados para tratar otras enfermedades, y cada paciente tiene que ajustar las dosis bajo control del médico (y vaya que tienen contraindicaciones los medicamentos esos).
Lo que me hace pensar en la coca (si, la coca, la cocaína). En un principio era el remedio para todas las enfermedades...
Remedio, cura, no lo es, pero al menos no te enteras (y es lo que me da calosfríos)



9
De: Veva Fecha: 2006-05-24 15:39

Joer, si con media pastillita de 100 el terapeuta pretende que yo me sienta bien (las fabrican de 50, pero entonces sería pastillita entera y se supone que servidora pensaría que está más mala) entiendo que cualquier ofrecimiento de implantar algo en el cuerpo del paciente tenga un éxito más que moderado; Un efecto placebo a lo bestia, no? Vamos, el fin de los síndromes de Munchausen....y de aquello tan antiguo que se llamaba "Histerismo"....

Se me permite tener el inicio de una depresión, algunos duelos por hacer, unas cuantas cuestiones pendientes, necesidad de curarme...sin llamarme imbécil? Como sujeto experimental: es posible que saber que estoy enferma sea un indicio de mi inteligencia y no una señal de que se abre la veda para que me manipulen?



10
De: Max Fecha: 2006-05-24 16:33

Nfer, el soma era la droga total y multiuso que utilizaban los personajes de "Un Mundo Feliz". A falta de soma, en "1984" hay cámaras omniscientes... ;-)



11
De: Gilgamesh Fecha: 2006-05-24 22:30

Hubo una epoca en que la psicoterapia estaba de moda. Ahora la fiebre es la tecnología, así que supongo que estos trastitos son lo que vende. A lo mejor mañana volvemos a lo de las pastillitas...



12
De: EDGARDO Fecha: 2007-07-25 13:49

COMO NO SE LES OCURRIO OFRECERSELO AL SANTO PADRE FALLECIDO



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.167.188.64 (05bb721c8d)
Comentario

Ver historias anteriores