Cuántos matices en una sola persona. Cuánta riqueza. Cuánta complejidad - por ejemplo - en la mirada: primero dulce y serena; luego inquisitiva y dura, proyectada en planos infinitos, superpuestos. Una mirada profunda, una mirada que piensa. Ojos que acarician o golpean, pero nunca silenciosos, nunca apagados.

Detrás de esa mirada de Atenea no podía haber sino un intelecto portentoso, en extremo analítico, dolorosamente sincero, realista, acerado. Capaz de encontrar fácilmente fallos, errores, disonancias. Y, a la vez, renuente en hallar esperanza, felicidad y demás bálsamos para el alma. Alma torturada, la suya: un gran corazón atrapado en telarañas de tristeza y desesperación, tejidas por personajes inicuos, hacedores de injusticias manifiestas y crueles.

El observador atento aún podrá divisar, con todo, bondad y pureza, apoyadas en una sonrisa sencilla, benigna, deliciosamente anclada en comisuras níveas y pequeñas. Y cuando los labios se tienden en gesto abierto y espontáneo, dejando al descubierto el brillo de sus dientes, con facilidad el espectador se deja invadir por una ola de alegría instintiva, primaria, contagiosa.

Os diré que Ella es mi musa, sí, pero también mi guerrera. Y aunque a veces llore con la voz de Kundry o se mueva desconsolada por el mundo, cual Ofelia, sé que esconde en su interior la fuerza de una tigresa de ojos de jade. Es a ese repositorio oculto de energía que quien esto escribe - dentro de sus limitaciones - apela cada vez que surge una necesidad. A pesar de lo frágil que parezca su cuerpo entre mis brazos, con el corazón latiendo como el de un gorrión asustado, jamás pierdo el íntimo convencimiento de que me supera en fuerza y tesón.

Pues yo la amo: amo su complejidad, sus colores de crisálida tardía, la inminencia de su renacimiento, la energía que anuncia, la felicidad que precede. Amo su potencialidad, y su esencia. Amo su presente, perfecto e imperfecto, espinoso, carente de falsedad, vivo. Amo la aspereza de su rabia, y el sabor salado de sus lágrimas. Amo la dulzura de sus besos, el olor de su piel, la suavidad de su pelo. Amo, sobre todo, su espíritu: sensible e inquebrantable a la vez. Maravillosamente contradictorio, único, extraño, voluble, exótico, imposible, fuera del tiempo. El espíritu que me da fuerzas para seguir viviendo, para mirar hacia adelante y no caer.

Te amo, Estefanía. Por lo que fuiste, lo que eres, y lo que serás. Siempre.

# - Escrito por Fabrizio el 2006-06-01 a las 02:30


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://fbenedetti.blogalia.com//trackbacks/40429

Comentarios

1
De: Anónima Fecha: 2006-06-01 04:07

La vida no es regalada pero a veces hace regalos: como cuando el azar hace que se encuentren dos personas que quieren vivir juntas.

¡Qué seaís muy felices, contra viento y marea!



2
De: Nfer Fecha: 2006-06-01 04:42

...qué mujer ha de ser la que haga que su hombre eche a los cuatro vientos esta declaración de amor...
¿tienes conciencia de tu fuerza, niña?

Bah, no importa eso. Sólo sean felices.



3
De: Andrés Fecha: 2006-06-01 08:56

Precioso escrito que evoca grandes sentimientos.



4
De: sansara Fecha: 2006-06-01 09:42

:)

Es más...

:)!!!!!

Enhorabuena, Faber. De corazón.



5
De: luis amezaga Fecha: 2006-06-01 10:52

Gran homenaje, con todas sus aristas. ¿Otra grande?



6
De: Gon Fecha: 2006-06-01 11:40

Jooooooooooooooooooooo... Qué bonito es el amor... Pero qué poco sentido adaptativo...



7
De: Anonymous Fecha: 2006-06-01 12:12

Ayyyyy... El amor quinceañero aflora...



8
De: Lola Fecha: 2006-06-01 13:12

jodo... siempre he querido hacer una declaración así en el blog y nunca me he atrevido, cosas de la privacidad, ya se sabe... con estas cosas, cobra mayor importancia si cabe... casi que os doy la enhorabuena a los dos! :D



9
De: Perico Fecha: 2006-06-01 14:59

Anoche descubrí este blog, me enteré de que debo ser un 'geek' y no lo sabía.
Ahora leo esto y me doy cuenta de que este blog es aún mejor de lo que esperaba.
Ojalá la gente escribiera más cosas así, nos enriquecería a todos. Gracias



10
De: Estefanía Fecha: 2006-06-01 16:08

Gracias por esa entrada, Fabrizio. :)



11
De: Pirx Fecha: 2006-06-01 17:38

Como lector habitual de La Cosa Oscura y La Materia Húmeda, no puedo menos que temer por el probable desabastecimiento que estos acontecimientos puede provocar, con el consiguiente síndrome de abstinencia. Pero vamos, un abrazo :-)



12
De: Anónima Fecha: 2006-06-01 17:39

Pirx, me ha gustado ese baile de adjetivos blogueriles XDDDDD



13
De: Bronch Fecha: 2006-06-01 18:15

Me ha gustado mucho este post Fabrizio. Es muy valiente.

Un abrazo para ambos.



14
De: jaimemarlow Fecha: 2006-06-01 22:02

Dios, que envidia me dais.
Pero felicicidades por ser capaz de amar. No es una cosa tan común.



15
De: Wendeling Fecha: 2006-06-01 22:52

:)

Besos de una maia (hoy para los dos)



16
De: Ctugha Fecha: 2006-06-01 23:37

Mujeres... :-)



17
De: oink oink Fecha: 2006-06-02 00:18

capullin...
Te esperan a ti en la autopista.



18
De: oink oink Fecha: 2006-06-02 00:21

ja ja ja ... que te de el aire que falta te hace



19
De: Algernon Fecha: 2006-06-02 00:23

Oink oink, estas cosas me entristecen. Para empezar porque no entiendo por qué una persona debería reaccionar como tú lo has hecho ante este post. Y segundo porque tus comentarios y tu actitud no llevan a ninguna parte, y lo sabes.

Si quieres seguir así, adelante. Imagino que tendrás que desahogarte por algo. Tú mismo. Si prefieres hablarme de tus problemas, tienes mi correo electrónico en esta misma página. Ánimo y un saludo.



20
De: Dinesen Fecha: 2006-06-02 11:48

Dios mio!, moriría por alguien que supiera expresar así su amor por mi. Lo he leído cuatro veces y no me quito la sonrisa de mi cara ,¿Puede haber un regalo mejor?......No.



21
De: cuchufletas Fecha: 2006-06-02 13:55

Ohhhhhh! :)



22
De: Der Pilgrim Fecha: 2006-06-02 19:01

Bravo, por este post, Algernon!!
Aunque aún sienta más estas palabras cuando hace unos días dejé una relación de 6 años con alguien tan perfecto como el amor pueda describirlo.

Gracias por demostrarme, que la vida al fin y al cabo es como una campana, que resuena a veces sonidos altos y graves, y otras bajos y dulces.



23
De: Alber84 Fecha: 2006-06-03 18:44

Enhorabuena :)



24
De: okeimakei Fecha: 2006-06-04 20:15

Me sentí tan bien leyendo esto...Supongo que Estefania aún más :D.



25
De: Sandra Fecha: 2006-06-23 22:29

Me quito el sombrero.... que ser tan especial es Estefanía que provoca tal inspiración en tí... felicidades por heberse encontrado...ojala algun día a mi vida llegue alguien asi.... saludos!



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.196.2.131 (9844199ac8)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?

Ver historias anteriores