Quien me conoce sabe que hay cosas que, con razón o sin ella, despiertan al proletario de asalto que hay en mí. Una de ellas, de entre las más poderosas, es la tomadura de pelo de quien vive creando arte, moda y decoración de ínfima categoría, vendiéndola con total tranquilidad, propagando basura olvidable como si fuera el fruto de años de esfuerzo conceptual y material, encarnando el estereotipo del imbécil que jamás se ha caído del árbol, que nunca ha degustado el sabor metálico de la propia sangre o del propio sudor. Gente que sólo ha visto los problemas en un libro, y que piensa en ellos de forma abstracta, lejana, desinteresada.

Está claro que es mi opinión, perfectamente discutible y no exenta de polémica. Pero tomad, por ejemplo, a Agatha Ruiz de la Prada y huestes similares de repijas (y repijos) que viven de un cuento hecho de amiguismo, empujones maritales y otras maniobras poco honradas. Como ocurre luego con muchas cosas, la mierda se convierte en aceptable - e incluso en algo deseable - cuando se hace rodar el tiempo suficiente por nuestras mentes torturadas. La cultura pop se nutre de sub-productos, a fin de cuentas. Infiltraciones, espumarrajos, burbujas intelectuales que se repiten en un estroboscopio consumista hasta obtener persistencia de visión.

La familiaridad hetero-impuesta hace así que los inmundos recortes preescolares de Agatha, por poner otra vez un ejemplo conocido, se vuelvan iconos inconfundibles, cotidianos, clásicos. Y ello se junta a un personaje, como siempre; en este caso una mujercita escuálida que juega a hacer de payasito retró. Y disculpen la dureza en el juicio estético: me la trae floja. Mas no sé de qué me quejo, ¡la gente compra esas cosas! También es cierto que es de lo poco que se ofrece. ¿Garbage in, garbage out?

Con todo, la proliferación de tanto excremento estético es una característica propia del siglo pasado: la banalización del arte, la comercialización de la personalidad, la separación de la techné (que perdura, por suerte, en arquitectura y en música), la repetición de la imagen ad-nauseam, el poder subliminal de mensajes vacíos. A veces no queda más remedio que buscar la esencia del arte en otros sitios: cómics, cine, publicidades, videojuegos - los sitios donde el artesano amateur del Renacimiento aún sobrevive, a pesar de haber cambiado el pincel por la tableta gráfica y la estación de trabajo.

Estoy divagando...

Veía hoy, en una televisión por satélite dedicada al life-style (ojo con el palabro), un programa centrado en el trabajo de un taller de muebles posmodernos. Para entendernos, muebles de rastro, basura reciclada, modificada con cuatro toques de escasísimo ingenio, vendida a un precio obviamente superior al original, con un trabajo y un esfuerzo mínimos. Por supuesto, las preguntas surgen automáticamente. ¿Es que acaso hace falta esforzarse y sudar para hacer algo digno de verse y comprarse? No. ¿Merece una crítica mejor el poema que se ha escrito manejando una azada? No. ¿Estrujarse las meninges debe ser siempre un paso necesario para engendrar algo decente? Tampoco.

Sin embargo, se agradece ver - no digo ya un despliegue de originalidad, sensibilidad y esfuerzo - sino, al menos, una pizca de humildad. Y es que mucho idiota, no contento con generar ruido, se jacta de ello, se recrea en el pequeño paraíso onanista que para el 99% de las personas no dejaría de ser el hobby del fin de semana. El destino quiere que algunas personas con demasiado tiempo libre conozcan a la gente adecuada en el momento justo. Y eso es suficiente para propulsar la mierda hacia una estratosfera de gloriosa actualidad, haciendo que se estampe en el firmamento de la cultura efímera y manoliente, del consumo nihilista, del mecenazgo inversor y rentable.

Pero qué voy a decir yo, que tengo un blog... :-)

# - Escrito por Fabrizio el 2006-07-25 a las 01:14


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://fbenedetti.blogalia.com//trackbacks/41771

Comentarios

1
De: delnorte Fecha: 2006-07-25 09:56

Lo de Agatha es un diseño tremendamente estudiado de marketing, y un acierto tremendo. A mi hija, de casi 9 años, como ella dice, le encanta. Tiene su público..mira, ahí tienes un campo muy bueno y lucrativo para estudiar...las razones del exito de una determinadas marcas y del fracaso de otras. La mayor parte de las veces se trata de una práctica de "ensayo-error" y una vez que encuentran el filón, lo explotan hasta el hastío. Alguna vez te pondre el ciclo de vida de un producto..pero es muy largo..je,je,je. Un triabrazo. Carlos



2
De: Okok Fecha: 2006-07-25 10:03

Estás que te sales últimamente, Algie :)

Totalmente de acuerdo en lo que dices, aunque pueda caerme bien alguna gente que viva del cuento porque otros son capaces de comprar su mierda. Ágatha no, ella no me cae bien (cómo alguien tan facha puede ir de cándida naïf y estrujando la estética de forma tan impactante es algo que no entiendo)

En cuanto al boom de lo postmoderno, yo ando algo rodeada de estas movidas y sí, como te dije: hace diez o quince años los frikis y artistas sin pasta cogíamos muebles de la zona alta y los "maqueábamos", como se decía :*) para hacer de nuestros cutre-pisos una gran parodia de la burguesía. Esos mismos burgueses han visto en alguna fiesta el resultado, han flipado y han empezado a encargarlos (a mí me pedía gente que les "hiciera eso" en su casa, pero me negué, dándoles la dirección de la droguería más cercana para comprar titanlux). Si alguien puede vivir ahora de venderles sus mismos muebles abandonados, pero repintados, OLÉ!

P.D.: Lo mismo con la ropa de segunda mano, que con llamarla "vintage" o "customizada" multiplica exponencialmente su precio ;-) Y de hecho algo así hice yo hace doce años jejeje



3
De: Algernon Fecha: 2006-07-25 10:20

Ah, pero una cosa es tener un hobby y tomarle el pelo de vez en cuando a los ricachones, y otra bien distinta ser un ricachón y tomarle el pelo a la pobre gente :-D

Por ejemplo: me parecería excelente que hubiera una cultura del reciclaje más extendida a nivel poblacional, y que ese tipo de productos se vendieran con simplicidad, sin bombo, o fuesen incluso objeto de trueque anárquico...

Claro que me gusta soñar :)



4
De: Pirx Fecha: 2006-07-25 11:01

Pregúntate si tendrías la misma opinión de lo que hace esa mujer si se vendiese sin referencia a ella, sino con una marca neutra.



5
De: Pirx Fecha: 2006-07-25 11:08

Estooo... no sé si eres consciente de ello pero el cacharrillo que tienes para contar los lectores on-line se ejecuta cada tres segundos más o menos.



6
De: enhiro Fecha: 2006-07-25 11:17

A ver, esta mujer diseña una ropa con un estilo determinado y marcado y después va la gente y la compra. Yo no veo el engaño por ningun lado, te puedes comprar unos calcetines x en el mercadillo, o unos y de Agatha Ruiz de la Prada por veinte pavos más, y hay quien escoge la segunda opción porque le gusta. Por mi parte no hay nada que objetar, y en estas cosas me cuesta hablar en esos términos basura sí basura no, como si tuviera un medidor de basura encastrado en las órbitas de los ojos.

Vamos, que no estoy muy de acuerdo con tu post de hoy ;-).



7
De: Okok Fecha: 2006-07-25 12:16

Algie,
"Por ejemplo: me parecería excelente que hubiera una cultura del reciclaje más extendida a nivel poblacional, y que ese tipo de productos se vendieran con simplicidad, sin bombo, o fuesen incluso objeto de trueque anárquico...

Claro que me gusta soñar :)"

En Barcelona existen bastantes tiendas de segunda mano muy baratas y hay algunas iniciativas plausibles de "tienda gratis" y similares en casas ocupadas o locales de gente que se gana la pasta con otras cosas. Y, efectivamente, "tienda gratis" significa que entras, miras si algo te interesa realmente, lo coges, das las gracias y te vas. O entras cargando con un saco de cosas que ya no quieres, das las gracias por facilitarte la tarea de volver a ponerlo en circulación, y te vas.

O el tema del bookcrossing...

;-)



8
De: Algernon Fecha: 2006-07-25 12:16

Ayns, en Castellón no hay nada de eso :D



9
De: Designer Fecha: 2006-07-25 18:14

Haber, que parece que estamos confundiendo las cosas con las personas.

Personalmente detesto la marca Ágatha Ruíz de la Prada, precisamente porque fomenta en la sociedad la idea de que el diseño consiste en que una persona que vive en un mundo paralelo y sin problemas tiene caprichos estéticos sin gusto ninguno que la gente compra porque son víctimas del marketing y demás...

Este tipo de ideas son las que más daño hacen a los diseñadores normales, que luego la gente los toma por pintamonas ... ¿De verdad piensan que esa mujer es capaz de crear semejante marketing y "diseñar" todo tipo de productos de diferentes sectores? Ella sólo pone su nombre y su estilo, luego, una vez han conseguido que el negocio funcione, muchas empresas mierdosas, incapaces de innovar diseñando ellas mismas su producto, adquieren derechos para fabricarlos bajo su firma usando sus libros de estilo y demás porquerías, y por supuesto, pagando por todo ello. Ocurre con muchas otras marcas, pero aún son más comunes las copias...

Sobre los muebles restaurados, no los conozco, pero de cualquier modo seguramente son mejores que esos del fenómeno Ikea: aglomerados malos, sin ensamblar, a precio de mueble normal y fabricados en Asia para mayor lucro. Otro gran éxito del marketing + diseño.

Quizá hace falta un nuevo “Renacimiento” en la sociedad, basado en un nuevo humanismo, que deje a un lado el capistalismo de la ignorancia y nos haga libres y capaces mediante el conocimiento. La pena es que siempre será una utopía y requiere esfuerzo individual. Es más fácil tumbarse en el sofá a ver “Salsa rosa” que acercarse al Reina Sofía (entrada gratuita Sábados y Domingos) a estudiar el “Guernica” de Picasso. Así nos va.

Perdón por el ladrillo y saludos



10
De: delnorte Fecha: 2006-07-25 20:27

Toda la razón designer. A veces son ideas que triunfan sin haber sido diseñadas para hacerlo. Otras obedecen a una estudiada estrategia (y muchísimas fracasan)...y la mayor parte, copian una idea triunfal, hasta que agotan el modelo. Un ejemplo, según los expertos, una de las razones del triunfo de una marca de ropa, Zara, fue eliminar los mostradores. La gente se acerca a la ropa y la toca y mira. Se reducen costes (menos vendedores e infraestructuras, el mostrador) y además se introduce un concepto nuevo. Otras veces un prescriptor espóntaneo hace que despegue la marca (ejemplo aquarius y el boca a boca). En fin, muchos ejemplos y actualmente solamente un objetivo: Beneficios, beneficios, beneficios. Lo demás es secundario. Un triabrazo. Carlos



11
De: laceci Fecha: 2006-07-25 21:02

Pues lo de agatha me viene muy bien, como se dedica a estampar sus "grandes diseños" en electrodomésticos de marca que nadie compra, luego aparece gente como yo que quiere comprar una buen marca y el diseño le importa poco, y consigo verdaderos saldos...



12
De: Algernon Fecha: 2006-07-25 21:18

LaCeci :D

Designer, no te falta razón, pero discrepo en lo de IKEA: ése sí que es diseño (ergonomía). Y además a buen precio :-)

Vamos, que nunca me he sentido estafado comprando mis fieles estanterías Billy.



13
De: cuchfletas Fecha: 2006-07-25 23:35

Algernon, no pronuncies la palabra prohibida (ikea) puedes abrir la caja de pandora...



14
De: teresa Fecha: 2006-07-30 16:19

A mi me parece que criticar a esa diseñadora es una poca verguenza a quien no le gusten sus diseños y el precio de estos que no los compre y siga comprando falsificaciones en los mercadillos y en los chinos que todas sus cosas son todas muy buenas como se dice en mi pueblo todo lo barato sale caro o no?'



15
De: Algernon Fecha: 2006-07-30 16:21

Querida teresa: criticar a una diseñadora es un derecho, y lo ejerceré libremente :-)



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.81.241.238 (68c4124b72)
Comentario

Ver historias anteriores