Eran dos.

El Filósofo se hallaba con las manos en los bolsillos y la serena sonrisa de quien está encantado de haberse conocido. Escrutaba el horizonte vacío, y sus ojos vagaban de una nulidad a otra, cambiando de rumbo sin un plan aparente. Además de respirar y entornar los ojos, no hacía nada más.

El Técnico, por otro lado, estaba arrodillado en el suelo pedregoso, no muy lejos del Filósofo. Rebuscaba con un par de gruesos guantes entre los minerales, con método, lanzando ocasionales bufidos, sin apartar nunca la mirada frenética de lo que tenía entre las manos. De vez en cuando partía una roca con un dramático golpe de martillito.

- ¿Qué buscas? - preguntó el Filósofo, sin dejar de mirar el cielo.

- Algo. ¿Cómo sabes que estoy buscando? - contestó el Técnico, airado.

- Oigo el ruido que haces.

- Ah.

Después de la breve pausa, el Técnico reanudó su trabajo. Se paró al cabo de cinco minutos y, sin dejar de mirar al suelo, se dirigió al Filósofo.

- ¿Y tú qué haces? - preguntó.

- Pues.. er... miro el cielo - contestó el otro. - De esta forma veo el gran esquema de las cosas. El todo, sí... eso es - se apresuró a añadir, sintiendo que su respuesta anterior sabía a poco.

- Hmm. Si tú lo dices... Me parecen pamplinas. Así no vas a encontrar nada - comentó el Técnico. El Filósofo se encogió de hombros instintivamente.

- Me da igual. Encontrar algo no es mi objetivo.

Siguieron así otros diez minutos. El sol ya se estaba poniendo y el valle se inundaba ahora de luz anaranjada. Las sombras de los guijarros, antes imperceptibles, se fueron alargando más y más.

- Este atardecer es magnífico. Dime, ¿has encontrado ya lo que buscas? - preguntó el Filósofo, relajado.

- No. Hay algo que debe estar fallando en mi sistema... el cálculo era exacto... - contestó el Técnico, hablando consigo mismo. Empezó a partir rocas con un ritmo irregular, pero rápido.

- Vaya. Si tal vez subieras un poco la cabeza para mirar a tu alrededor...

- Ni hablar, - dijo el Técnico, cortando secamente al otro. - No voy a perder tiempo mirando cosas etéreas y sin sustancia. ¿Por qué no me echas una mano tú removiendo esas rocas de allí, eh?

El Filósofo titubeó no poco antes de contestar.

- No voy a degradar mi pensamiento a algo concreto. La especialización nos pierde.

- Sí, claro. Piérdete tú.

Se quedaron así, mientras se levantaba una fresca brisa de poniente. Tic tic tic. El martillo del Técnico contaba de manera imperfecta el tiempo. Su búsqueda parecía infructuosa. El Filósofo, tiritando por las primeras señales de frío, siguió dedicándole miradas insatisfechas a las nubes.

De repente, caminando con paso resuelto, llegó el Científico. Notó al Filósofo, que le devolvió una mirada cargada de desdén. El Técnico, por otro lado, le saludó con un distraido gorgoteo.

- ¿Qué buscas? - le preguntó el Científico al Técnico.

- Algo. Algo brillante - contestó el Técnico, que se dio por vencido y arrojó sus guantes a un lado.

El Científico se puso unos instantes en cuclillas, escudriñando el suelo. Cogió un puñado de minerales con ambas manos y, estando de pie, los dirigió hacia la luz del sol. Separó ligeramente los dedos para que los rayos atravesaran las rocas. Bastaron unos segundos para que lanzara una exclamación de victoria.

Lanzó la piedra correcta al Técnico y se fue silbando. El Filósofo sonrió, meneando lentamente la cabeza.

# - Escrito por Fabrizio el 2006-11-21 a las 17:02


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://fbenedetti.blogalia.com//trackbacks/44787

Comentarios

1
De: El Tipo de la Brocha Fecha: 2006-11-21 18:09

Me da un poco de pena el filósofo; su retrato no es de un hombre muy espabilado.



2
De: E Fecha: 2006-11-21 19:08

Buena fábula en la forma. El fondo no me lo creo: los científicos, hoy, ya no son lo que eran en la época de Leonardo...



3
De: Javitxu Fecha: 2006-11-21 19:20

La lógica sólo es una manera ordenada de alcanzar la ignorancia - Didáctilos de Efebia. (Dioses Menores - Terry Pratchett)

No sé, me lo has recordado.



4
De: Algernon Fecha: 2006-11-21 20:20

Acabo de modificar el final (Director's Cut)



5
De: Mar Fecha: 2006-11-21 21:31

mas q filosofo parece sofista... en realidad, estaba esperando q el filosofo se agache y lo ayude, eso de la inocencia infantil y la disponibilidad y tal... el cientifico tb, podia haber sido el campesino del ranchito de al lado...



6
De: laceci Fecha: 2006-11-21 22:06

er.... yo seguiré picando con mi martillo...



7
De: MacWindu Fecha: 2006-11-21 23:19

Me ha gustado.



8
De: MacWindu Fecha: 2006-11-21 23:20

Me ha gustado.



9
De: Sansara Fecha: 2006-11-22 01:06

Menos mal que barremos para dentro, ¿eh? ;)

A la próxima, intenta que el científico tenga algo de método porque, en tu relato, no pasa más que por ser un tipo listo (*ahem* :P)



10
De: Zifra Fecha: 2006-11-22 11:02

Algo obvio, pero precioso. Gracias por la parte que me toca ;)



11
De: Luis Amezaga Fecha: 2006-11-22 17:42

Un ojo de queda para tener una paronámica mejor.



12
De: Hombre de Uel Fecha: 2006-11-22 18:10

No creo que el científico consiguiera encontrar tampoco el objetivo adecuado. De hecho, según iba leyendo, pensé que el técnico y el filósofo acabarían dándose cuenta de que trabajando juntos, complementándose, irían por el camino correcto. Hace falta técnica, y saber como usarla mirando más allá. Quizá la palabra correcta sea ingenio. Y aquí es donde debería aparecer el ingeniero.

Parece que el científico sólo tuvo suerte, sabía como mirar y estaba allí.



13
De: Gruppo Folkloristico Umbria Folk Fecha: 2006-11-23 12:51

Complimenti per questo splendido ed interessante blog!

Umbria Folk
http://www.umbriafolk.eu



14
De: jose Fecha: 2006-11-23 19:19

técnico tooonto, filósofo tooonto, científico bueeeno.



15
De: Estefanía Fecha: 2006-11-24 15:43

Hmmm... ¬¬



16
De: jacob_curapies Fecha: 2006-12-03 12:26

Envidiosos todos. La clave es que el científico comprendió las limitaciones de los otros. Para ser buen científico hasy que tener parte de filósofo y de técnico, pero también de otras muchas cosas. La verdad es que el filósofo aparece un poco caricaturizado.



17
De: legado Fecha: 2006-12-05 22:33

Por eso somos 3 en dormilones :D:D:D



18
De: Al-Khwarizmi Fecha: 2006-12-06 16:40

Hmm... ¿y yo qué seré? :D



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.167.188.64 (05bb721c8d)
Comentario

Ver historias anteriores