Yo, Kazad-Alg-Fer, escribo ésto mientras una horda de Uruk-Hai la ha emprendido contra el suelo del tercer piso de la Facultad.

Encerrado en un modesto despacho sin ventanas - estilo Moria - oigo con pavor los rumores de las reformas: cascotes arrastrándose y cayendo por tuberías de servicio; golpes estruendosos seguidos de gritos de operarios; raspamientos sospechosos del suelo, que oigo vibrar por encima de mi cabeza. Y, de repente, me siento pequeño. Y me percato de lo vulnerable que es un ser humano protegido tan sólo por flacos tabiques de gotelé, turrón y ladrillos huecos.

Así, así es cómo se reforma el conocimiento, córcholis. Si no respondo en 48 horas buscádme por debajo de los trozos de gres.

# - Escrito por Fabrizio el 2007-01-03 a las 13:10


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://fbenedetti.blogalia.com//trackbacks/45929

Comentarios

1
De: Ly Fecha: 2007-01-03 13:17

¡¡¡Ya te tengo dicho que no es bueno ir a trabajar a la universidad en "periodo vacacional"!!!
Aquí me tienes a mí, sin calefacción...O eso, o es que me he vuelto poiquiloterma ;-)



2
De: Anónimo Fecha: 2007-01-03 18:15

Después de lo ocurrido en la T-4, no es lo más divertido.



3
De: Algernon Fecha: 2007-01-03 18:22

Pues no: imagínate qué divertido para un servidor que le rasquen el techo sobre su cabeza.

¿A que es descojonante?



4
De: JJ Fecha: 2007-01-03 18:26

Y la calefacción, ¿funciona?



5
De: Algernon Fecha: 2007-01-03 18:30

Por lo menos esa sí.



6
De: servidora Fecha: 2007-01-04 00:23

Recuerda no hacer ruido, no olvides todo lo que pudimos aprender de los errores de Maese Pipim...

¿Cómo te va, meu? Un bico :-)



7
De: enhiro Fecha: 2007-01-04 10:03

Yo hice un examen de Cálculo de Probabilidades con un martillo neumático de estos levantando toda una acera justo debajo de la ventana que tenía detrás.

Lo aprobé



8
De: enhiro Fecha: 2007-01-04 10:15

En otro orden de cosas, en uno de los sitios para los que he currado, nos mudamos a una planta de un edificio cuando todavía no se habían terminado las superiores y parte de la nuestra. Lo mejor era cuando la grua soltaba un palé de ladrillos o de bolsas de cemento sobre nuestras cabezas, al golpe le seguía un estremecimiento de todo el edifico bastante inquietante.



9
De: Lola Fecha: 2007-01-06 14:25

joe, eso me pasó a mí hace tiempo en barcelona... daba miedo, sa´bias que de un momneto a otro tirarían tu pared, justo la que tienes detrás, sin previo aviso. Lo peor: seguro que salía viva pero se cargaban el ordenador... arg!



10
De: Jesús Fecha: 2007-01-06 23:11

No conozco a Papa Oso, pero sí lo tengo enlazado,

pequeño este mundo.

Saludos.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 23.20.64.16 (f67d4650bd)
Comentario

Ver historias anteriores