Puede ser una pesadilla. Encontrarse de repente ante un procesador de textos, y tener que esbozar un artículo científico de revista. No importa de qué rama se trate - aunque los artículos para revistas de psicología y ciencias sociales sean especímenes típicos... El resultado, al menos para mí, siempre es el mismo: dolor. Lo mismo puede decirse también de las tesis.

Es algo aceptado que la Comunidad Científica tenga que adoptar un estandar de comunicación, hecho de abstracts, títulos a menudo intragables ("Simplificación del tratamiento de muestra en el análisis de residuos de herbicidas en aguas mediante aplicación de las técnicas cromatográficas acopladas LC-LC y SPE-LC"), referencias con un formato determinado, tipos de letra fijos ("12 puntos, doble línea, sangrado de x centímetros, LaTeX o ASCII puro en disquete de 3 pulgadas"), estilos especiales, todo. Alguien acostumbrado a escribir en libertad, amante de los espacios ensayísticos - y blogalitas, se encuentra de repente encadenado a una serie de restricciones que no dejan respirar el pensamiento.

De acuerdo, de acuerdo, lo sé, no hace falta que me lo recordéis: gracias a este tipo de lenguaje cientifico los profesionales pueden comunicar entre sí sobre una misma base común. La estructura universal de un artículo permite la rápida revisión de docenas de ellos en poco tiempo (primero el título, luego el abstract, las palabras clave, introducción, resultados, tiquet gratis para la cervecería...). Proporciona al investigador novel una serie de pasos básicos para ayudarse en el camino, y también constituye un filtro poco discriminativo para el atrevimiento intelectual. Y cómo no, puede ser un escudo excelente para el científico ignorante, que simula con majestuosidad los gestos vacíos de los predecesores y llena sus párrafos de citas pomposas y análisis estadísticos superfluos. Si uno lo desea, puede hacer artículos científicos sin ninguna idea subyacente.

Posiblemente sólo sea una cuestión de costumbres. Cuando la brida del APA Style se haya ajustado bien a mi boca, seguiré con obediencia el recto sendero de la divulgación ritual. Pese a todo, buscaré posibilidades de expresión incluso dentro de este nuevo marco. ¿Qué impide de hecho dar toques de calidad literaria a un artículo - por ejemplo en la introducción teórica?

[Sonrisa perversa y fundido en negro]

# - Escrito por Fabrizio el 2003-04-08 a las 19:46


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://fbenedetti.blogalia.com//trackbacks/6974

Comentarios

1
De: fernand0 Fecha: 2003-04-08 19:58

Nada lo impide. Sólo las prisas, el dejarse llevar y el no hacer las cosas correctamente.



2
De: Algernon Fecha: 2003-04-08 20:00

Exacto fernand0 :)



3
De: Ctugha Fecha: 2003-04-08 21:46

Cuando entrego trabajos en formato APA, hay quien se queja de la presentación... (claro, como no hay dibujitos)



4
De: Fabrizio Ferri Benedetti Fecha: 2003-04-08 22:02

Ah sí, bueno, esa es otra... esos trabajos que veo de vez en cuando hechos con la fuente Comic Sans en tamaño 18 y color violeta. Yo siempre uso Garamond o Times New...



5
De: Alfredo van Lacke Fecha: 2006-11-25 16:19

Nada impide hacer retoques en la introducción teórica. Probar nuevas formas, es evolucionar y acostumbrarnos a las posibles innovaciones.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.197.104.221 (a2c1a63b98)
Comentario

Ver historias anteriores