Quedarse en casa, muchas veces, invita a la reflexión. Uno deambula por las habitaciones vacías, observa la ciudad vacía por las ventanas, y luego el buzón de correo, vacío; la lista de contactos del Messenger, vacía; la nevera, vacía; el cerebro... en avanzado estado de vaciado. ¿Qué sentido tienen las vacaciones más allá del descanso? ¿Qué hace la gente en vacaciones?

Enciendo la televisión y veo reportajes de largas colas en las autopistas para alcanzar lugares de descanso. En esos mismos lugares de descanso, lo único que hay son miles de personas semi-desnudas, aglomeradas generalmente sobre una larga extensión de arena amarillenta, tumbadas o caminando, tomando el sol hasta cambiar de color, o bañándose en el agua salada, sucia y turbia. El espectáculo, de lejos, le parecería muy familiar a un pingüino o a una foca.

A mí todo eso no me divierte ni me relaja, aunque haciendo un gran esfuerzo podría comprender a las personas que optan por este tipo de "descanso", que comen paellas precocinadas en restaurantes abarrotados enfrente de la playa; que compran utensilios y juguetes acuáticos llenos de apestoso PVC; que juegan - o mejor dicho intentan jugar - al pádel en medio de hordas de paseantes que mojan sus pies en el mar; que sencillamente se quedan horas absorbiendo rayos UVA que llenarán los bolsillos de las futuras generaciones de dermatólogos. Podría intentarlo de veras.

Supongo que lo mismo podría decirse de quienes prefieren la "montaña": centenares de euros gastados en equipamiento polar que sólo se usará cinco veces en ocho años; provechosas lecciones de esquí, deporte arriesgado que apunta cada invierno varios heridos en su cuenta; horas y horas transcurridas subiendo los declives alpinos, sentados encima de un cable; más horas de "diversión" transcurridas en el cálido encierro del refugio, con algunas líneas de fiebre saludando desde el termómetro. Para huir de los problemas cotidianos, las personas buscan problemas extra-cotidianos. Me parece muy bien, cada uno elige su tortura.

Tampoco los viajes en otros países son emocionantes: suelen ser demasiado breves, demasiado falsos, y demasiado organizados. Supongamos que visito una isla del Caribe. Llego a la "aldea" para turistas, donde se me encierra - imagino - junto a una cama y aire acondicionado. Luego, salidas programadas con pensionistas ingleses y demás personas vestidas con camisas, bermudas, sombrero de paja, calcetines blancos y sandalias. "Animadores" por doquier, que te dicen "Haz esto" o "Haz lo otro", "Bailemos la lambada!", "Miren qué bonito". Sólo falta que den de comer con cuchara.

Horribles trenecitos llevan a los turistas por las bellezas del lugar, atravesando sonrientes poblados y bosques incontaminados. Me imagino los nativos - de cualquier lugar - sonreír al paso de los turistas, para luego emprender nuevamente sus quehaceres. El turismo significa dinero, y parecer amistosos e inocentes es la mejor forma de seguir ganando el pan cotidiano.

Vayáis donde vayáis, casi todos los paquetes turísticos incluyen agendas llenas de visitas obligadas y recomendadas, consejos para no perder el guía, comidas demasiado típicas, en una palabra, estrés. Una diversión de corte industrial, taylorista, hecha de tiempos mínimos, optimizados al máximo. Salirse del programa equivale a que te quedes fuera del avión.

Cada uno elige su tortura, y yo he elegido la mía: me quedaré en la ciudad, y la disfrutaré, ahora que no hay nadie.

# - Escrito por Fabrizio el 2003-04-21 a las 01:15


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://fbenedetti.blogalia.com//trackbacks/7309

Comentarios

1
De: JJ Fecha: 2003-04-21 02:56

En el primer párrafo se te ha olvidado "... historias nuevas de Algernon en Blogalia" (bienvenidas, por cierto).
La reflexión sobre las vacaciones está bien, pero para mí vacaciones son un sitio cómodo donde sentarme, algo que beber (té o cerveza según la hora), y decenas de libros en la mochila para ponerme al día. También un ordenador para escribir por si se me ocurre algo.
Vacaciones es, simplemente, "cambiar de vinos", como decía alguien. Y el motor de la economía de más de un país. Un respeto a las vacaciones, por favor.



2
De: Moe17 Fecha: 2003-04-21 02:58

Si las vacaciones son para descansar, que tanto marearse dando vueltas... aixx, yo si me voy de vacaciones será o a Coruña o la Polinesia. A ningún otro sitio. ;)



3
De: Algernon Fecha: 2003-04-21 03:02

Sin duda me he pasado JJ... claro que el estado de ánimo no ayuda en eso. "Vacaciones" es una palabra muy grande, estoy de acuerdo. Cada uno la interpreta según le viene bien. Yo critico cierto tipo de vacaciones "de consumo". Lógicamente no son las vacaciones del 100% de la población, pero vamos, las playas llenas de Benidorm tampoco son para dar saltitos de alegría. Si encima nos metemos en mitos de la cultura "pop", salvaremos incluso los juguetes de playa, porque son "iconos de una época" :))



4
De: eva-lamaga Fecha: 2003-04-21 04:30

Mis vacaciones:
Mi cama y una pila de libros para leer.
No han estado mal mis vacaciones.



5
De: Algernon Fecha: 2003-04-21 04:53

Esas vacaciones no están del todo mal Eva :P Aunque claro, es cuestión de gustos...



6
De: banana Fecha: 2003-04-21 06:03

yo a los de los trenecitos en mi pueblo les enseñaba el culo.
todos se reían i me grababan en video... seguramente era lo uniko gratis i "divertido" k hacian en su jodida semana de vacaciones.
fab, brillante, como siempre.
por cierto, mis vacaciones han sido estar en kasa komiendo pizza i sanguiches, i algun dia he salido a jugar al trivial.
ah, tambien intenté kedar con fab, cosa imposible.
ofreceis algun plan mejor? kedada blogalista? :D



7
De: Vendell Fecha: 2003-04-21 07:48

Vacaciones es palabra sagrada. El sentido de la vida.



8
De: Algernon Fecha: 2003-04-21 08:02

Hermosas imágenes Vendell. Esas sí que son vacaciones :)



9
De: Epaminondas Pantulis Fecha: 2003-04-21 16:08

Vacaciones, como dice mi pseudo suegro, es cambiar de actividad. Y, desde ese punto de vista, meterse en la carretera durante 8 horas pueden ser unas vacaciones.

Pero a mí que me dejen de historias: cualquier se pone a trabajar hoy tras pasar ayer el atasco de 40 kilómetros en Despeñaperros y Almuradiel. (Algún día hablaré de Casa Marcos)



10
De: Vendell Fecha: 2003-04-22 07:46

Epaminondas, ¿y qué nos dice de Casa Pepe? ¿Todavía existe esa catedral pop de la veneración al Caudillo?



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.196.107.244 (5fbe063c33)
Comentario

Ver historias anteriores