Vendell habla del dolor en su blog. Iba a postear ésto como comentario, pero aumentó en tamaño, y se convirtió en un post. Vendell afirma con razón, a través de las palabras de Cioran, que por no decirlo, nadie conocerá nuestro dolor.

Creo que no hablar del dolor propio es peligroso, porque del dolor no-expresado puede surgir una mística, y de una mística pueden nacer ideas monstruosas. Es mejor hablar del dolor, es mejor expresarlo, incluso cantando un blues, o gritando, si no hay más remedio. Y sin embargo es muy difícil.

Más aún en un blog, lugar en el que hablamos de nosotros mismos ma non troppo, porque excedernos equivaldría a superar algún umbral subjetivo de "decencia", o peor aún, supondría "parecer débiles", "en crisis", "fracasados". Hay que mantener una eficiente apariencia de manager protestante, como diría el tío Max Weber.

Sin embargo, hay algo en la expresión del dolor que es perverso: pedimos la atención de quien nos rodea mediante llantos, quejas, manifestaciones de tristeza, o de ira. Los niños lo saben, y lo hacen. Y todos los mamíferos. Y también los poetas.

Y algunos no dudamos en hacer un uso instrumental de estas manifestaciones, en un alarde de astucia camaleónica. Algunos llegamos a anidar estas estrategias, una dentro de otra: hablando así de nuestra forma de ser equivocada, volvemos a cometer el mismo acto manipulatorio antes mencionado.

Yo, por ejemplo, acabo de hacerlo.

# - Escrito por Fabrizio el 2003-04-29 a las 17:54


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://fbenedetti.blogalia.com//trackbacks/7561

Comentarios

1
De: eva-lamaga Fecha: 2003-04-29 19:07

jo, algernon, si no lo dices ni me doy cuenta de que lo habías hecho!
magnífico post, por cierto.



2
De: eledhwen Fecha: 2003-04-29 19:12

Realmente, creo que hay pocas cosas más detestables que el chantaje emocional deliberado; es decir, cuando el "chantajista" no es un niño muy, muy pequeño.



3
De: Minna Fecha: 2003-04-29 19:34

Me temo que esta mañana no estoy para hablar de "retorcimientos" ni mucho menos de "dolor". Utilizaré tu weblog, este espacio y "tinta dorada" para emitir mis quejumbrosos "llantos matutinos", es horroroso levantarse con pesadillas e ideas confrontadas, las pescadillas que se muerden la cola, las dicotomías mentales, las inestabilidades emocionales...
En fin...a mí tampoco me gusta quejarme, la mayor parte de la gente te dirá lo mismo. Pero todo ser encontrará la manera de manifestar sus emociones (y no sólo eso, si no el efecto que desea que produzcan) de alguna u otra manera. Esto es aséptico, pero es así. Los seres vivos somos unos manipuladores: desde bebés con nuestros llantos (algunos incluso toses falsas, el colmo de la manipulación, cruel y desconsiderada) para solicitar atención hasta en nuestra más tierna adolescencia con parpadeos sucesivos ante quien queremos seducir. *Escena comic total*
Supongo que es un poco demagógico hablar con el término "manipular" acerca de estas vicisitudes a lo largo de nuestra existencia (y más), pero me apetecía practicarla un poco. Es decir, explicar un poco de realidad con ese adjetivo aplicado a nuestras personas.
Hoy tengo el día un poco malo...



4
De: Xavi (xdreus) Fecha: 2003-04-29 22:30

He empatizado mucho con tu mensaje y el de Vendell. Tan sólo quiero añadir unas cuantas palabras más de Ciorán:

"Me seducen las distancias lejanas, el inmenso vacío que proyecto sobre el mundo. Crece en mí una sensacion de vaciedad; se infiltra en mi cuerpo como un fluído ligero e impalpable. En su avance, como una dilación hasta el infinito, siento la presencia misteriosa de los sentimientos más contradictorios que ha acogido jamás el alma humana. Soy feliz e infeliz a la vez. Estoy exaltado y deprimido, desbordado por el placer y la desesperación en la más contradictoria de las armonías. Estoy tan alegre y tan triste que en mis lágrimas se reflejan el cielo y la tierra al mismo tiempo. Aunque sea solamente por la alegría de mi tristeza, querría que no hubiera más muerte en esta Tierra. "

Todos necesitamos cerrar los ojos, respirar y contar hasta diez de vez en cuando.

Un abrazo.



5
De: Vendell Fecha: 2003-04-30 07:27

La razón es la hostia. Un sentimiento toma la forma de suspiro ilustrado y sale al mundo donde es destripado, volteado, revisado y puesto a secar sometido al escrutinio de la razón. Es una buena estrategia, mientras no impida que conversemos con nuestra propia tristeza. Pero es una buena estrategia.



6
De: Daurmith Fecha: 2003-05-01 02:20

No sé, os habéis ido a cotas demasiado altas para mí. Me he hecho un daño en un dedo, si eso cuenta. El nudillo despellejao. Au.



7
De: Algernon Fecha: 2003-05-01 02:42

Daurmith, ¿me dejas soplar sobre el dedo? :}



8
De: Daurmith Fecha: 2003-05-01 08:03

Jejejejejejejejeje... Sopla, sopla, que escuece.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 23.20.64.16 (f67d4650bd)
Comentario

Ver historias anteriores