Mientras algunos prefieren hacer conjeturas sobre el argumento de Matrix Reloaded (después de 950 mensajes se ha llegado a hablar del Agente Smith absorbiendo al Oráculo...), y otros prefieren hacer un poco de filosofía sobre el trasfondo de la película (gente del calibre de Hubert Dreyfus o David Chalmers), yo me dedicaré en estas post a hablar de estética. La estética de Matrix.

Yo creo que tenéis a Matrix hasta en la sopa, y no es broma. La estética de Matrix no es original: es un compendio de las evoluciones estéticas de los años 90. Son muchas las influencias directas que se han llegado a descubrir: el cine de artes marciales de Honk Kong, el manga japonés, Tron, Terminator (por la expresividad de los actores, las gafas y la escena de la autopista), el ciberpunk de Gibson (la Matriz, Wintermute versus Neuromante = Arquitecto vs. Oráculo)... de todo un poco, vamos. Matrix no es algo nuevo, es una remezcla, un remix, un refrito.

Pero no es suficiente con describir la genealogía de una obra, hace falta también describirla. No soy un crítico de cine, ni de arte, ni un freak: me limitaré a ofreceros mis impresiones. Podemos partir de un hecho bastante central: la estética de Matrix - y posiblemente la estética de los últimos años del siglo XX - es una esclava del pensamiento digital. ¿Qué significa esta expresión oscura?

Por "pensamiento digital" me refiero a una forma no-analógica de ver el mundo; el pensar "digital", y su estética, está hecha de "saltos" discretos y perfectos, perfectamente definidos. El guión "digital" consiste en una serie de escenas modulares que pueden disfrutarse a placer en cualquier orden. Más allá de la estructura, la estética "digital" se concreta en el troceado de actos y diálogos, en la falta de armonía, de color, de vida.

Matrix Reloaded es, como película, la representante ideal de este tipo de pensamiento y estética. El espectador no logra disfrutar de la película en su entereza. No se halla, de hecho, ante un continuum de emociones como en obras de corte "analógico", sino a una serie de escenas, un storyboard costoso, un enorme trailer, un fusilamiento maligno de ideas e imágenes. Y estas últimas son una parte fundamental del todo.

La imagen del arte "digital" puede resumirse en frames, en fotogramas sobre los cuales se tiene un poder ilimitado. Con una lógica binaria, los personajes lloran o se ríen, hablan o no hablan. Pausas y acción se turnan de forma ordenada e impecable. Las emociones son planas y sencillas: frías. El atractivo de Matrix Reloaded, para el espectador "digital", consiste en esta transparencia en la organización de la trama, en el comportamiento lineal de los protagonistas, en la evolución previsible y por etapas de situaciones y relaciones.

Dentro de este diagrama modular, nos hallamos por otro lado con sinergias de imagen y sonido toscas y, sin embargo, efectivas. Matrix Reloaded, así como el cine "digital", se puede comparar con un bote de pastillas alucinógenas: cada unidad discreta que compone el conjunto contiene una serie de sugestiones estéticas independientes. Analicemos una escena típica de la película que nos ocupa: la lucha de Neo contra las docenas de Agents Smith.

La escena es totalmente independiente de la película. Podría eliminarse y jamás nos daríamos cuenta del agujero. Es una "píldora", un digito en posición "on", un "shot" aislado de imágenes en movimiento, música, coreografías de lucha, e incluso filosofía pop. En esta escena tenemos prácticamente toda la película, y todos los elementos estéticos, reunidos para nuestro deleite en un cocktail posmoderno.

Tenemos, pare empezar, la metrópolis sucia y desierta, el espacio cerrado, el duelo. Smith entra en el recinto rodeado por cuervos, y lo hace en slow-motion (¿os acordáis de Terminator 2?). El ambiente es verdoso, y verdes son los caracteres de las pantallas de fósforo que aparecen en toda la película. Verde es el código que baja como un río, un ADN electrónico, la base de la estética Matrix. La teoría de la información, la importancia del número y de la cantidad exacta enfrentada al caos energético, a la entropía. Y por encima de todo ello, emerge la vida virtual. El diálogo breve e intenso entre los dos protagonistas (o quizá deberíamos llamarlo "el monólogo de Smith"), se desarrolla en un marco atemporal, artificial.

Acto seguido, la lucha. Lucha en la cual los contrincantes apenas se tocan. Lucha que, en efecto, también demuestra ser digital. El kung-fu hecho de golpes exactos y rápidos, saltos, pasos ensayados y calculados ad hoc. No es una lucha sucia: no hay sangre, no hay sudor, no hay cansancio. Uno de los Smith se levanta y murmura "Más". El arrogante Neo agarra un palo de hierro e invita al combate. El espectador digital se regocija en su butaca con los estímulos simples que se le ofrecen. Golpes secos, llenos de sonido, sin pausa.

Y luego la huida, el vuelo: el héroe vestido como un párroco que demuestra poderes excesivos y desmesurados. Es sencillo, en un mundo digital, volar, resucitar, matar: tan sencillo como pasar de cero a uno, introducir un cheat code y darle a Intro. No hay dudas, no hay miedos, ni siquiera una mueca. La sonrisa verdadera desaparece para dejar espacio a la sonrisita perversa de un androide. La estética de Matrix, es así: artificial, hecha por y para un ordenador. Un recuento de puntos en el Top Score de las explosiones. Un puñado de sentimientos que parecen trozos de carne en una mesa de autopsia.

No sé, a lo mejor depende del espectador...

# - Escrito por Fabrizio el 2003-06-15 a las 22:23


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://fbenedetti.blogalia.com//trackbacks/8969

Comentarios

1
De: joaquin Fecha: 2003-06-16 00:30


Que las películas funcionan como videojuegos está bien claro. Lo de La Amenaza Fantasma fue de juzgado de guardia.

Aparte de lo que dices, que tienes tu parte de razón, también pienso que las películas han dejado de ser ellas mismas y ahora son: la novela oficial, los muñecos oficiales, las tazas oficiales, la serie de dibujos animados oficial, el dvd edición especial, etcétera. O sea, una parte más del fenomenal negociazo del ocio juvenil.

Y matrix no se escapa de esto.



2
De: Luis Alfonso Fecha: 2003-06-16 01:05

'Matrix' nunca ha sido más que un cúmulo de efectos especiales y escenas espectaculares al que hubo que buscar una trama. Ni es original, ni es consistente argumentalmente... Es simplemente un producto de consumo para quienes se dejan cautivar por una sucesión de efectos especiales y gadgets tecnológicos. Al lado de la serie de películas de los hermanos de apellido impronunciable, 'La amenaza fantasma' es una obra maestra.

Me pongo a cubierto :-))



3
De: Cano Fecha: 2003-06-16 02:26

Bueno, bueno, bueno, veo que los animos se calientan y frente a los miles de fans de la saga hay iguales detractores, pues bien, yo soy fan y detractor a la vez, cierto es que la estetica matrix es una mezcla de muchas cosas de los 90, pero tambien de otras epocas, y si no, ¿en que se van a basar? ein?, si yo pregunto a alguien que como se imaginaria un ser extraterrestre, lo mas probable es que me diga que con antenas, si te digo que te imagines a dios, con barba blanca y tunica a juego, si te digo que te imagines una vida dentro del ciberespacio, probablemente te imaginaras todo con chips, luces de neon y por que no, el verde, color hasta ahora de las placas base (ahora vienen en nuevos colores, claro esta).

Los hermanos Uachosqui (veis como si se puede pronunciar) no han hecho mas que crear un mundo para sacarlo a delante y ganar pelas, como todos, con mas o menos gusto, pero ya se sabe, como gustos, colores.

La escena de el agente smith, tiene su aquel dentro de la pelicula, sobre todo tiene que ver con el final de la saga, o eso nos promenten, si no a cuento de que, por que aparece el tipo dando la paliza durante toda la peli, incluso al final.

La forma estetica dada en Matrix no viene sino a corroborar que nuestro mundo esta basado en esas peliculas de las que hablais, puesto que es parte de la cultura del matrix, que sentido tendria ver a una tipa como la de Blade Runner con un chubasquero transparente y botas altas en medio de la calle en pleno siglo XXI?, pues ninguno, de ahi que mas o menos vistan de forma "discreta" (cuando estuve en Turquia de compras me dieron a probar una chupa de cuero estilo matrix, joder, me quedaba fatal, eso solo queda bien en la pantalla).

Esta claro que internet esta de moda, y lo estara hasta que todos seamos usuarios comunes dentro de la red, hasta que no existan mas pringado-how-to, hasta que todos sepamos de que va el tema y no haya novedad alguna, durante todo ese tiempo, cualquier estetica con referencia a entrar en una red y ser un "cibervaquero" (jo, hace cuanto que no oigo esta expresion), sera bienvenida y aplaudida.

Llamalo Matrix, llamalo Hackers (la peli), llamalo como quieras, pero hoy en dia te regalan un noseque USB y un cibernosecuantos hasta con la compra de una bolsa de pipas. Lo tecnologico esta de moda.

Y si no me direis de que estais todos aqui escribiendo en los blogs y no con los coleguitas con una buena charla y unos chatos de vino.

Llevamos prisa, mucha prisa, tenemos poco tiempo, nos levantamos y en menos de 30 minutos la mayoria de la poblacion española caga, se ducha, desayuna y coje el coche, te metes en un atasco y darias lo que fuera por arrasar con un simple soplido a los mamones que tienes por delante, llegas al curro y desearias partirle el cuello a tu jefe y algun que otro empleado, miras por la ventana y desearias volar, sentirte alguien, vuelves a casa y te encuentras todo desordenado, vuelta al trabajo, sacar al perro, darle un beso a tu hijo en la frente (por que esta dormido), otra ducha (si es verano) seda dental, pasta de dientes, cepillo, unos gorgoritos y a la cama, y a la que tienes al lado le tocas un poco el culo y te quedas sobado....joer...

¿y luego te extrañas que la gente quiera soñar con cosas como matrix?

que flipe.....

Seguro que en el campo no es tan popular matrix, y lo vean una chorrada, seguro, pero en las ciudades atareadas, matrix no es mas que una forma de sentirte rebelde contra algo y sacar por ahi toda la rabia, aunque sea contra algo imaginario.

La peña se quiere desfogar, encontrar nuevos lideres que no sean los actuales, que pecan de corruptos, pateticos y aburridos (a la par que feos), si no de que las pintas de parroco de Neo, oh! el elegido, un nuevo mesias, y oye, mas pelis, El Monje, por ej, mas de mistica a traves de las tortas, pues si que.....

PD: la sangre desagrada, un tipo muerto y sin signos aparentes despues de una batalla siempre se agradece....



4
De: Algernon Fecha: 2003-06-16 03:33

Um, veamos.

Totalmente de acuerdo con Joaquin y el "negociazo" comercial, que desvirtua una película totalmente.

Luis Alfonso, no hace falta que te pongas a cubierto, te doy en parte la razón xD La Amenaza Fantasma quizá no sea oro, pero es mejor que Matrix Reloaded. En todo caso creo que Matrix I, la primera película de los Wachowski Brothers, no estaba nada mal: tenía un mayor equilibrio.

Cano: comentario impresionante, como siempre, realmente te lo curras xD Tienes una visión un tanto cínica del asunto, pero también te doy la razón en varias cosas, sobretodo con lo de "lo tecnológico está de moda".

También estoy de acuerdo con lo de que la gente se quiere desahogar: resolver conflictos y problemas de la vida a base de kung-fu es muy atractivo. Eso sí, la sangre es algo real, sea o no desagradable... el que no se incluya responde a un precepto de politicamente-correcto que a menudo considero hipócrita.



5
De: Moe Fecha: 2003-06-16 04:10

Si que es artificial, pero ofrece una estética futurista de días y vidas totalmente discretas, donde nada es continuo; donde las máquinas llegarán a superar al hombre. Quizás se llegue a ese punto y sólo podamos observar a las máquinas desde una butaca. Porque todo será artificial y el ser humano se desvirtuará. Estos aspectos están claramente tirados de Shopenhauer, en mi opinión.



6
De: Nadie Fecha: 2003-06-18 08:34

El color verde de Matrix, hemos de reconocer, es todo un homenaje a las pantallas de fósforo verde que tenían los terminales de los antiguos ordenadores.

Hablar sobre la estética de Matrix, sin embargo, me parece harina de otro costal. Es todo una copia; una miserable mezcla de dos estéticas; la siniestra-futurista que ya hemos visto en Blade y el Zen, las líneas rectas y frías en los trajes, las gafas. Las sotanas de mesías (que se parecen sospechosamente a algunas faldas rituales japonesas). El metal, el cuero sobre el metal... todo está visto.

Matrix es, simplemente, un refrito de situaciones que ya conocemos de sobra (el mesías que se rebela contra la masa -la primera de éstas en la Biblia). El hombre que comienza a percibir que todo es manipulación y control hasta que el protagonista despierta (1984, notad además la temática exacta de la "corriente de la contracorriente"...). La pobreza del futuro-real y la grandiosidad del virtual...

Que lo cyber está de moda? claro. Es la Era de la Tecnología, la era del "gadget". Que si el móvil, que si el mp3-player, etc... vivimos un momento álgido en la historia, la entrada en sociedad de la máquina como tal, la Revolución del Chip -que ya llamaban así en los 80-... a ver si no iban a flipar las gentes de a pie con aquellos que tenían o viajaban en un barco de vapor, a ver si no les iba a encantar lucirlo, viajar en él o fotografiarlo...

Mañana si tengo tiempo sigo desde el trabajo...



7
De: Juako Fecha: 2003-06-18 21:22

No hace falta buscarle tantos pies al gato: Matrix Reloaded es mala malísima, punto. Un intento de exprimir todavía más al público. Lo cuál hace que la Matrix original parezca todavía mejor de lo que era...



8
De: El último Fecha: 2003-06-19 04:37

Estamos delante de un peliculón.
Me refiero a la primera, la segunda la veré más adelante. A una estética molona le suma un argumento de cómic de rabiosa actualidad.
La de gente enchufada a matrix que se ve por hay, viviendo una vida virtual.



9
De: Ender Fecha: 2003-06-19 05:03

Afortunadamente pude coger el bote de palomitas gigante que tenía la señorita que estaba en la butaca contigua y pude, tras vaciarlo violentamente, vomitar a tiempo en él. Pero, siempre hay un pero, la primera parte (Matrix I) es bestial, efectos especiales al margen, el argumento me parece excelente, lamentablemente, lo extinguieron en la primera entrega. La amenaza fantasma no me merece mejor opinión.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.196.127.107 (ac72f700ee)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?

Ver historias anteriores